Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El paraíso de El Algarve

  • Los jugadores han disfrutado de su estancia en Portugal
Defensa Central Defensa Central
Jugar al golf, ir al spa y la piscina, pasear por la playa...todo ello han sido prácticas habituales a lo largo de los días que han estado los jugadores del Real Madrid en El Algarve. El equipo de Schuster fue recibido a bombo y platillo en el Valle Do Lobo. La directora de marketing del complejo en el que ha estado alojado el Real Madrid, Alda Filipe, así lo relataba: "Fuimos a buscarles al aeropuerto, los autobuses fueron directamente a la pista de aterrizaje, sin necesidad de pasar por la zona de llegadas, y les transportamos hasta aquí, realizando una coordinación especial que se inició cuatro meses antes, como ya ocurrió con la selección de Portugal y el Manchester United, que anteriormente habían estado aquí".

A la llegada de los jugadores había carteles para darles la bienvenida a su llegada. En total, han sido 118 personas, entre jugadores, técnicos y familiares.

"Ellos son muy amigables e incluso tratan de hablar portugués", dice uno de los empleados de una tienda de golf, donde algunas de las estrellas del equipo solían ir en busca de diferente tipo de equipamiento. A la hora de comer, el menú se ha basado en pescado fresco, carne, pasta, ensaladas, cereales y barritas energéticas. Para los niños, 40 en total, la diversión ha estado a cargo de tres educadores infantiles, dónde han podido disfrutar de una sala de cine, donde han visto películas en inglés, pero subtituladas en español.

Vida de reyes

El equipo se ha mantenido lejos de los ojos de los periodistas y han entrenado a puerta cerrada, rodeado de estrictas medidas de seguridad. Cada día, los equipos de policía portuguesa circulaban a través de los lugares en los que el equipo blanco estaba, con la asistencia de 40 guardias de seguridad de la empresa y 67 cámaras de vigilancia.

Los futbolistas han estado alojados en 35 villas de lujo pagadas por el club, siendo la más cara la que daba a la parte superior de la playa, con cinco dormitorios y piscina - unos dos mil euros por apartamento y día-. Los jugadores se han movido por los alrededores con unos Audi Q7 cuyo valor asciende a 100 mil euros cada uno.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información