Ir a versión clásica Ir a versión móvil

CR7 hunde al Ajax y amenaza al Barça

  • El portugués volvió a salirse y anotó su segundo hat trick consecutivo en apenas cuatro días. Benzema marcó un gol de bandera. Muy buen partido de Kaká que dejó en el banquillo a Özil y Modric.
Ajax 1-4 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

El Real Madrid salió triunfador de su visita al Ámsterdam Arena gracias al hat trick conseguido por Cristiano Ronaldo (1-4). Los de Mourinho fueron claramente superiores a su rival durante el 90% del partido. Además de los goles del portugués, el partido dejó un grandísimo gol de Karim Benzema a pase de un Kaká que jugó a las mil maravillas. Tras esta victoria, el Madrid se queda como líder en solitario de su grupo de la Champions con seis puntos en su casillero.

Mourinho y sus jugadores tenían muy claro que en Ámsterdam no podía darse otro resultado que no fuera la victoria. La pose del portugués en la sala de prensa previa al partido, respetando al rival y elogiando incluso la posibilidad de lograr un punto, era la lógica. La real es que los blancos tenían muy claro que ganar en Holanda era condición obligatoria para no tener sobresaltos en el grupo europeo.

Por eso, el Madrid salió como debe hacerlo un equipo que aspira a ganar en Europa, mandando. Aun siendo fuera de casa, el Ajax se atrincheró en su campo buscando algún fallo en la elaboración de los de Mourinho. Apenas las hubo. Kaká, la gran sorpresa en la alineación, dejó varios detalles interesantes a ojos del espectador: movilidad, desmarques, presión y llegada. Podría entenderse como un toque de atención a Modric y, sobre todo a Özil, al que dejó en el banquillo. Si lo hizo pensando en el partido de Barcelona sólo lo podremos saber el domingo.

Sea como fuere, lo cierto es que el Real Madrid se adueñó del balón y de la sensación. Que los españoles eran mejores se veía, se intuía y se sentía. De hecho, el Ámsterdam Arena no tuvo más remedio que admitirlo mientras los blancos domaban el cuero, aunque el mayor peligro no llegaba siempre en la elaboración, sino cuando el Madrid robaba el balón. Kaká, Cristiano Ronaldo o Marcelo tuvieron buenas ocasiones para abrir la lata, todas ellas desbaratadas por el portero Vermeer, pero el gol tenía que llegar antes del descanso. Y lo hizo. Fue precisamente tras un robo en el centro del campo que supuso la estampida ofensiva del Madrid. Ahí sobresalió Benzema, que con una gran zancada y un regate dejó en el camino a su marcador. Su pase de la muerte sólo se ensució con el roce de algún defensa. Nada importante, pues el cuero acabó en el lugar que tenía que acabar, las piernas de Cristiano Ronaldo, que sólo tuvo que fusilar desde el área pequeña. Era el premio al mayor dominio merengue durante el primer acto.

Lo cierto es que el Real Madrid fue claramente superior a su rival durante 75 minutos de los 90 del partido. Esto da una muestra de que el marcador final sólo reflejó que el conjunto merengue fue justamente vencedor. Además, para ponerle la guinda al pastel, varios de los mejores goles de la jornada los marcaron futbolistas del cuadro de Mourinho. El más espectacular, sin ninguna duda, fue el de Benzema. El francés cazó un pase de Kaká con una especie de volea – chilena que se coló con violencia sobre la red del Ajax. Si describirlo es difícil, marcarlo lo debió ser más. No lo pareció viendo la ejecución del galo, que puso una rúbrica de auténtico campeón.

FICHA TÉCNICA

AJAX 1: Vermeer; Van Rhijn; Alderweireld, Moisander, Blind; Eriksen, Siem de Jong, Poulsen (Sporksled, min.69); Sana (Hoesen, min.66); Babel, Boerrigter.

REAL MADRID 4: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe, Marcelo; Xabi Alonso, Essien (Khedira, min.78), Kaká (Ozil, min.75); Callejón (Di María, min.61), Benzema, Cristiano Ronaldo.

GOLES: 0-1, min.43, Cristiano Ronaldo. 0-2, min.49, Benzema.  1-2, min.56, Moisander.    1-3, min.80, Cristiano Ronaldo. 1-4, min.81, Cristiano Ronaldo.

ÁRBITRO: Jonas Eriksson (SUE). Amonestó a Essien (min.58) en el Real Madrid.

ESTADIO: Ámsterdam Arena (50.000 espectadores)

Dicen que las películas sin ciertas dosis de misterio e intriga pierden calidad. No hay mejor definición que esa, misterio, a lo que le pasa al conjunto blanco cada vez que un balón parado sobrevuela su área. Si Casillas no sale bien y si Essien se despista en la marca la ecuación es clara: gol. Y eso fue exactamente lo que le pasó al Real Madrid. Moisander aprovechó el regalo y sólo tuvo que poner la cabeza ante los Reyes Magos del Bernabéu. Fue el único momento del partido en el que el Ajax creyó en sus posibilidades. Fueron 15 minutos en los  que el Ámsterdam Arena pensó que podrían arrancarle el empate al Madrid. Simple ilusión debió pensar Cristiano Ronaldo.

Y es que el portugués se echó al equipo a la espalda y decidió el partido en el momento en el que tienen que salir a relucir los cracks. Y él lo hizo. Primero con un remate espectacular desde fuera del área, pegado al poste, pero con esa caída de veneno de serpiente que hace que los porteros intenten parar la vida de un balón al encuentro de la red. Vermeer fue el último ejemplo. Su buena estirada fue poca cosa en comparación al disparo del ‘7’ del Madrid. Ahí ya sí, el Ajax claudicó y despertó de su sueño de escasos minutos. Y si todavía alguien tenía dudas, un nuevo balón en largo, esta vez de Khedira, le permitió presentarse delante del portero. Podía romperla o acariciarla. Optó por la segunda. Y con vaselina. Golazo para cerrar su segundo hat trick consecutivo en cuatro días. Y el domingo, el Camp Nou, aunque por el momento, el rey de Europa ya pasea con sus seis puntos. Y tan pancho.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información