Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Clos Gómez, sin pena ni gloria en el Bernabéu

  • El colegiado tuvo varios errores perjudiciales, pero no intervino en el resultado
El colegiado tuvo varios errores perjudiciales, pero no intervino en el resultado
Defensa Central Defensa Central

El colegiado Clos Gómez pasó por el Santiago Bernabéu sin pena ni gloria en la visita del Celta al Real Madrid. El aragonés apenas tuvo relevancia en el encuentro, aunque sí se le pueden achacar unos cuantos errores que, como era de esperar, no favorecieron precisamente al equipo blanco.

En la primera mitad, Cristiano reclamó mano dentro del área que no señaló el árbitro. El penalti, que debería haber sido señalado, habría supuesto el 2-0 para los merengues. Sin embargo, Clos se tragó el silbato para no señalarlo. En la segunda parte, no tuvo más remedio que señalar la pena máxima ante una clara caída de Özil dentro del área celeste. 

Minutos más tarde, enseñó una amarilla a Casillas cuando éste se deslizó fuera del área con el balón en las manos. La jugada fue difícil de ver hasta en televisión, pero da la sensación de que el colegiado acertó con su solución salomónica. Sergio Ramos también vio la amarilla por pisar a un rival tras un salto involuntariamente.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información