Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un Real Madrid muy bajo de defensas

  • Las bajas obligarán a Mourinho a dar una nueva vuelta de tuerca al equipo
Las bajas obligarán a Mourinho a dar una nueva vuelta de tuerca al equipo
Defensa Central - D.V. Defensa Central - D.V.

El Real Madrid visita este domingo al Mallorca una vez más con la imperiosa necesidad de sumar para intentar reducir diferencias con el FC Barcelona y el resto de equipos de cabeza. Los blancos llegan al Iberostar con la certeza de que no será un partido fácil, más aún teniendo en cuenta que la enfermería merengue cada vez está más llena. Mou tendrá que afrontar el choque bajo de defensas: sin carrileros, sin Khedira y con Sergio Ramos entre algodones. Una situación que pone al portugués en una situación muy comprometida.

 

Las numerosas bajas del Real Madrid para la visita al Mallorca obligarán a Mourinho a dar una nueva vuelta de tuerca a su alineación. El entrenador portugués deberá afrontar el choque sin ninguno de sus carrileros (Marcelo, Coentrao y Arbeloa), sin Khedira y para colmo con un Sergio Ramos entre algodones que podría haber dejado aún más huérfanas las bandas del equipo blanco. El sevillano no entrenó en las dos últimas sesiones, y aunque se ha propuesto forzar habrá que tener mucho ojo con que no le pase lo mismo que le ocurrió a Sami Khedira el pasado miércoles.

De este modo, de haberse confirmado la ausencia del futbolista de Camas Mourinho habría tenido que optar por Albiol o por Nacho en el lateral derecho. Sin embargo, el míster confirmó que Ramos jugará, mientras que apenas hay opciones de que Essien regrese al centro del campo. De este modo, la defensa blanca estaría compuesta por los mismos que en Dortmund: Sergio Ramos en el carril diestro, Pepe y Varane en el eje de la zaga y Essien como carrilero zurdo. Una defensa que tendrá el objetivo de guardar la portería de un Casillas que se encuentra en segunda posición del ránking por el trofeo Zamora.

De medio campo hacia delante la situación del Real Madrid mejora a pesar de que Khedira también cayó lesionado el miércoles y no podrá ser de la partida. En su lugar se espera a Luka Modric como pareja de baile de Xabi Alonso. Por delante de ambos estaría el alemán Mesut Özil, mientras que a ambas bandas caerían el argentino Di María y el portugués Cristiano Ronaldo. Como punta de lanza, una vez más queda la duda de si será Benzema o si será Higuaín quien se lleve la palma. En cualquiera de los casos, muchas bajas para un Madrid que necesita sumar los tres puntos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información