Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Bale, objetivo blanco número uno

  • Según Guillem Balagué, José Mourinho quiere echar el guante al galés del Tottenham
Según Guillem Balagué
Defensa Central Defensa Central

El nombre de Gareth Bale continúa posicionándose de cara a ser uno de los grandes protagonistas del próximo mercado de fichajes. Según el periodista de Sky Sports Guillem Balagué, el galés está marcado en rojo en la agenda del Real Madrid. A sus 23 años, el extremo es uno de los hombres que más interés despierta en los grandes clubes del viejo continente, y tras tres temporadas envuelto en rumores de posible salida del Tottenham el curso que viene podría ser el de su salto definitivo.

Con contrato hasta el año 2016, cada vez son más las voces que sitúan a Bale incumpliendo su contrato y firmando por otro club más pronto que tarde. El galés quiere jugar la Champions y se muestra abierto a un posible traspaso, un hecho que saben de sobra en White Hart Lane, aunque el caso de Bale es distinto al de Modric. Daniel Levy no tiene ninguna intención de dejar marchar a su último buque insignia si no hay una cantidad grande de dinero de por medio. Pese a todo, Guillem Balagué apunta a que este problema no echa al Real Madrid para atrás.

El club blanco es uno de los clubes más interesados en el jugador. De hecho, muchos han especulado con que Florentino logró en la operación Modric un derecho de tanteo de cara a próximas negociaciones. El propio jugador ha manifestado en varias ocasiones su admiración por el Real Madrid y por el portugués Cristiano Ronaldo, con el que muchos le comparan en algunos aspectos. Además, el hecho de que haya elecciones el próximo curso invita a pensar que el club se ha guardado algún as bajo la manga para la campaña electoral, que bien podría llegar en forma de nombres.

El Tottenham tiene muy complicado poder mantener a Bale una temporada más, especialmente en el caso de que no lograra una plaza para la Champions. El galés quiere jugar la máxima competición continental, y por ello estaría dispuesto a firmar por un club que todos los años esté entre los 32 candidatos. En cualquier caso, Balagué opina que es poco probable que Bale siga los pasos de Modric pidiendo una salida del club londinense. Más bien, Levy debería sucumbir al encanto de los cerca de 50 millones de euros que el Real Madrid estaría dispuesto a pagar por el fichaje, un dinero con el que los Spurs podrían financiar su nuevo estadio. ¿Qué habrá de verdad en todas estas elucubraciones?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información