Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid frustra a Ballesteros

  • El central valenciano tiene una especial fijación con el Madrid de Mou
El central valenciano tiene una especial fijación con el Madrid de Mou
Defensa Central Defensa Central

Al igual que sucede con su compañero en el Levante David Navarro, Sergio Ballesteros está muy lejos de resultar creíble en sus explicaciones por lo sucedido el domingo. Y es que el central cuenta con un precedente demoledor que demuestra que tiene una especial fijación con Mourinho y el Real Madrid que le lleva a perder los papeles.

 

 

Quizás sea porque el jugador ha tenido que sufrir una y otra vez durante su carrera los triunfos del Real Madrid sobre sus equipos. Desde el año 2000 este jugador se ha enfrentado en 21 ocasiones con el equipo blanco y ha perdido en 14, lo que viene a ser dos derrotas de cada tres partidos. Esta situación posiblemente le genere una gran impotencia y frustración que le llevan a mostrar altos niveles de agresividad. El domingo se pudo ver cómo Ballesteros perdía los papeles al agredir a Xabi Alonso por la espalda, aunque esto no sería más que su anticipo de su posterior ataque a Pepe en los vestuarios del Ciudad de Valencia.

Pero estos no son los únicos incidentes recientes del valenciano con el Real Madrid de por medio. En enero de 2011 el jugador intentó arrinconar a José Mourinho en el túnel de este mismo estadio a pesar de que no estaba ni convocado para el partido de vuelta de la Copa del Rey. El 8-0 del partido de ida le había escocido mucho y Ballesteros buscó una excusa absurda para intentar enfrentarse con el portugués. Al parecer, le molestó que Mou mandara calentar a Pepe con la eliminatoria ya resuelta. Por fortuna, el técnico se tomó a broma el asunto y le restó importancia, aunque el futbolista todavía lo tiene como cuenta pendiente y de ahí que el domingo perdiera el control y agrediera a dos jugadores merengues.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información