Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mou, todo un detallazo con Karanka

  • El portugués cedió el protagonismo a su segundo en un partido muy importante
El portugués cedió el protagonismo a su segundo en un día importante
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

José Mourinho y Aitor Karanka son uña y carne en el Real Madrid. Al fichar por el conjunto blanco, el portugués no dudó ni un momento a la hora de elegir al vasco como su técnico ayudante para su etapa en Chamartín. Su juventud unida al hecho de que conocía muy bien el club por haber jugado en él convencieron a Mou para convertir al vitoriano en su mano derecha en esta gran aventura.

 

 

 

Desde entonces ya han pasado dos años y tres meses y ambos han establecido una magnífica relación profesional. De hecho, el de Setúbal comentó en mayo pasado que, si por él fuera, Aitor Karanka "trabajaría conmigo allá donde fuera". Y es que él ve al vasco perfectamente capacitado para quedarse solo a cargo de un banquillo como el Real Madrid, pero si las circunstancias le dejaran sin equipo al que entrenar él estaría dispuesto a hacerle un hueco en el organigrama técnico del club en el que estuviera.

Así, actualmente Mourinho y Karanka forman una gran "familia" junto a los otros preparadores madridistas, Rui Faria, Silvino Louro y José Morais. Los cinco realizaron una rueda de prensa conjunta tras ganar la última Liga, dejando patente el gran valor que Mourinho le da a sus hombres de confianza. De hecho, suele ser habitual que el míster merengue ceda su asiento a Karanka en varias ocasiones a lo largo de la temporada. Algo que sucedió el pasado fin de semana, tanto en la rueda de prensa previa al partido ante el Athletic como en la posterior.

Y es que ésta situación no fue casualidad. Mourinho sabe que para Aitor Karanka los partidos ante el Bilbao no son uno más. El vitoriano jugó en el Athletic durante diez años repartidos en dos etapas (1992-1997 y 2002-2006) y tiene al de los 'leones' como el gran equipo de su vida. De ahí que, para el duelo del Real Madrid ante ellos, Mourinho dejara que Karanka obtuviera el protagonismo. Qué mejor que hacerle sentir primer entrenador del conjunto blanco con motivo de un choque tan especial como éste. En esta jornada el protagonista debía ser Aitor, no José. Por eso Mou dio un paso a un lado y dejó que el ex jugador hablara ante la prensa. Un detalle más que honra a Mou y que demuestra su gran calidad humana.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información