Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los árbitros marcan las diferencias

  • El Real Madrid ha dejado de sumar ocho puntos por los errores arbitrales, mientras que el Barcelona suma siete más de los que debería
Entre el Real Madrid y el Barcelona
Defensa Central Defensa Central

El FC Barcelona debió tomar buena nota de las recomendaciones de Alfons Godall durante la pasada temporada. El ex vicepresidente azulgrana reconoció las ayudas de los estamentos federativos al club catalán por la buena relación de Laporta con Ángel María Villar, y encomendó a Rosell la tarea de volver a cultivar esa relación. Tras la famosa reunión del "¿Qué más quieres que te dé, Sandro?", los culés han vuelto a recibir favores de una forma descarada, todo lo contrario que un Madrid al que los árbitros están perjudicando partido tras partido.

 

Desde finales de la temporada pasada hasta la fecha, el FC Barcelona viene recibiendo un trato de favor arbitral totalmente innegable. Los datos están ahí para quien quiera verlos, aunque muy pocos miran más allá del evidente mal comienzo de temporada del Real Madrid. Con independencia del nivel de juego de los blancos, lo cierto es que los resultados podrían haber sido muy distintos a estas alturas de temporada de no ser por determinadas actuaciones, hasta el punto de que el Real Madrid podría estar por encima del Barcelona holgadamente de no ser por los árbitros.

Hasta la fecha, el equipo de José Mourinho ha perdido ocho puntos que deberían estar en su casillero a causa de errores de los trencillas. Los dos primeros puntos perdidos de la temporada, en el debut, pudieron caer en el saco blanco si el colegiado de encuentro, Delgado Ferreiro, hubiera señalado un claro penalti de Gago sobre Di María con 1-1 en el marcador. En la segunda jornada, ante el Getafe, el Madrid volvió a palmar un punto a causa de la permisividad del colegiado Pérez Lasa, que dio legalidad a un gol de Barrada tras un control previo de Colunga con la mano. Dos jornadas, y tres puntos menos de los debidos. Pero ahí no acaba todo: en el clásico, un penalti a Özil no señalado y un gol ilegal de Messi al retrasar el balón antes de golpear un libre directo impidieron el triunfo merengue en el Camp Nou, una jugada de cuatro puntos ya que los dos puntos que no ganó el Madrid tampoco los perdió el Barcelona... Este sábado ante el Betis, llegó un nuevo episodio con un fuera de juego señalado a Benzema que no era por mucha diferencia, y con un penalti por mano no señalado.


En definitiva, como pueden ver, el Real Madrid se ha dejado en la cuneta ocho puntos en 13 jornadas a causa de los errores arbitrales. Por su parte, en el lado azulgrana ha ocurrido todo lo contrario. Cada vez que los culés han tenido un apuro, los colegiados han puesto de su parte para que no hubiera desastre. Y, además, de manera muy descarada. Primero en Pamplona, con el gol en fuera de juego de Messi y la expulsión de un osasunista por protestar. Más tarde en Sevilla con un gol precedido de una falta y la roja de risa a Medel. El Valencia también vio cómo se le anulaba un gol legal en el Camp Nou que habría supuesto un empate, mientras que el propio Real Madrid, como dijimos anteriormente, salió del feudo azulgrana 'escaldado' por la labor arbitral. Todo ello sin contar los regalos ante el Celta o el Mallorca. En total, entre siete y nueve puntos más para el equipo de Tito Vilanova.


Si cabía alguna duda de qué está marcando las diferencias entre Madrid y Barcelona en esta Liga, aquí están las pruebas. Si los árbitros estuvieran haciendo su trabajo como es debido, el equipo blanco estaría holgadamente por encima de los azulgrana. Las palabras de Villar a Rosell siguen resonando, haciendo eco en el fútbol español: ¿Qué más quieres que te dé, Sandro? Habrá que ver hasta dónde lleva toda esta situación de inferioridad arbitral respecto a los culés.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información