Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Se busca centro del campo para el derbi

  • El Madrid llegará al partido del sábado sin una medular claramente definida
El Madrid llegará al partido del sábado sin una medular claramente definida
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

A diferencia de lo ocurrido la pasada temporada, en la presente el Real Madrid está teniendo bastantes problemas. La medular es una de las posiciones donde José Mourinho no termina de tener claro con qué futbolistas jugar, pues en varias ocasiones de este curso ya se ha visto obligado a hacer sustituciones en ella para mejorar el fútbol del equipo.

 

 

El pasado sábado en el Benito Villamarín se pudo comprobar que el técnico no está precisamente contento con sus centrocampistas. En el descanso sustituyó a los alemanes Khedira y Özil para dar entrada a Modric y Kaká, aunque ninguno de estos dos ayudó a cambiar la cara del Madrid. Por lo tanto, parece evidente que Mourinho no termina de dar con la tecla del éxito para el centro del campo, ya que Xabi Alonso es el único hombre fijo y a su lado casi siempre se han ido alternando hombres como Essien y Khedira; además de Modric, Özil y Kaká.

A estas horas nadie duda de que el único centrocampista con el puesto asegurado en el once del sábado va a ser el tolosarra. Por eso, la duda está en conocer qué dos compañeros le acompañarán en las tareas de destrucción y construcción de juego. La lógica y la tradición reciente indican que el principal elegido será Sami Khedira. Hay que tener en cuenta que el ghanés Essien es baja indefinida por lo que Karanka catalogó como "unos problemas por una reacción alérgica a un medicamento". El teutón es el único mediocentro puro que queda en la plantilla y, como tal, su titularidad parece bastante evidente.

Otro cantar es la mediapunta. Özil es el hombre que más partidos ha sido titular en el puesto, un total de 11 en Liga. Sin embargo, ya le ha cambiado tres veces esta temporada en el descanso, lo que da buena cuenta del enfado que tiene con el futbolista. Y es que Mourinho le pide más implicación y regularidad en el juego, algo que a Mesut le está costando dar. Por eso, no se puede rechazar la opción de que Modric o, Kaká en menor medida, sean sorpresas este sábado en el once. Este fin de semana seguramente el corazón le pida a Mourinho salir con el equipo habitual, pero lo que no es seguro es que su cabeza esté de acuerdo con ello...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información