Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La comida de jugadores tuvo un final 'movidito'

  • Hubo un pequeño golpe entre los coches de Nacho y Ramos y el de Özil se quedó sin batería
El Ferrari de Özil se quedó sin batería y los coches de Nacho y Ramos chocaron
Defensa Central Defensa Central

La comida de hermandad que han realizado varios jugadores del Real Madrid este miércoles en un conocido restaurante de Madrid ha tenido un final más accidentado de lo que se esperaba ya que se han producido un par de incidentes, aunque leves, con los coches de Mesut Özil, Nacho Fernández y Sergio Ramos cuando los jugadores se disponían a marcharse del restaurante.

El Ferrari 458 Italia de Mesut Özil se quedó sin batería, tal y como explica el diario As, por lo que el alemán no pudo arrancar su coche, mientras que cuando los aparcacoches del restaurante se disponían a devolver los automóviles a los futbolistas, el Audi del canterano Nacho acabó impactando en el Porsche propiedad de Sergio Ramos, ante la atónita mirada del resto de compañeros de vestuario que esperaban para marcharse.


Los jugadores del Real Madrid se juntaron en una comida en la que estuvieron presentes hombres como Pepe, Sergio Ramos, Essien, Özil, Nacho, Jesús, Modric o Varane.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información