Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Aguirre ya sabe lo que es llevarse el botín del Bernabéu

  • A pesar de ello, no tiene un buen balance ante el equipo blanco
A pesar de ello, no tiene un buen balance ante el equipo blanco
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Javier Aguirre es el hombre en quien ha confiado el Espanyol para apagar el fuego en el que está envuelto el primer equipo. El mexicano fue contratado el pasado 29 de noviembre después de que Mauricio Pochettino fuera despedido por el pésimo inicio de campeonato del equipo, colocado en puestos de descenso prácticamente desde el principio de la temporada. Ahora el 'vasco' se esfuerza en cambiar la mentalidad de los suyos y en hacerles creer que este domingo pueden obrar el 'milagro' de ganar en el campo donde no lo ha hecho nadie más hasta ahora.

De momento el ex-entrenador del Atlético de Madrid solo ha podido arañar dos puntos correspondientes a sendos empates ante el Granada y el Sevilla. Al menos la noticia positiva para ellos es que han podido ir sumando desde su llegada, lo que ayuda a que el equipo no sea colista de la clasificación en estos momentos. Pero lo cierto es que los 'periquitos' tendrán este fin de semana una durísima prueba en el Santiago Bernabéu, un estadio que precisamente no se les ha dado nada bien en los últimos años y ante un rival que le tiene cogida especialmente la medida.

Además, no parece que Javier Aguirre tenga tampoco facilidad para imponerse al Real Madrid. Así lo indica la historia, pues el mexicano solo ha vencido a los blancos en 3 de los 16 enfrentamientos que ha disputado ante ellos. En otros 9 perdió y en los 4 restantes logró sacar un empate. Además, sus equipos solo marcaron 16 goles en estos duelos (uno por partido), mientras que los merengues hicieron 29 (1,81 por choque disputado).

Bajo esta perspectiva, su único motivo real para el optimismo podría ser que el último partido de Aguirre en el Bernabéu finalizó con victoria visitante. Fue el 30 de abril de 2011 y 'su' Zaragoza se llevó el triunfo y media salvación al ganar por 2-3. Además, en 2004 también consiguió ganar con el Osasuna en Chamartín e incluso en aquella ocasión lo hizo por goleada (0-3). Un par de precedentes que indican que al 'vasco' no se le da del todo mal este estadio, aunque a la hora de la verdad su balance siga siendo negativo aquí, donde ha perdido ya en tres ocasiones (dos con el Osasuna y una con el Atlético).

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información