Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Chamartín quiere cerrar feliz el 2012

  • El Real Madrid recibe al Espanyol en el último partido oficial del año 2012 en el Santiago Bernabéu.
Real Madrid - Espanyol (19.00)
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

Después de una semana en la que el Real Madrid ganó sufriendo de lo lindo en Valladolid, y perdió en Vigo en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey, el conjunto blanco vuelve al único escenario en el que parece sentirse cómdo esta temporada, el Santiago Bernabéu. Su rival, el Espanyol, que no ha logrado ganar en Chamarín desde hace más de 16 años, se presenta como un rival asequible para que los de Mourinho sumen tres nuevos puntos en la Liga.

El Santiago Bernabéu sube el telón esta tarde por última vez en el año 2012 en partido oficial. La visita del Espanyol al estadio del Real Madrid supone el último partido del año en el feudo merengue, ya que hasta el día de Reyes, el próximo 6 de enero ante la Real Sociedad, ya en 2013, no se volverá a jugar partido alguno en el estadio madridista.

Ficha Técnica

Real Madrid: Casillas, Arbeloa, Ramos, Pepe, Coentrao, Xabi, Khedira, Özil, Di María, Cristiano y Benzema

Espanyol: Casilla; Raúl Rodríguez, Héctor Moreno, Colotto, Víctor Álvarez; Forlín, Víctor Sánchez; Simao, Verdú, Wakaso y Sergio García o Stuani

Árbitro: Mateu Lahoz.

Estadio: Santiago Bernabéu

Hora: 19.00 (Gol TV y Canal Liga)

Después de una semana en la que el Madrid ha vuelto a demostrar que está más que despistado cada vez que tiene que salir a jugar fuera del Bernabéu, los de Mourinho necesitan una victoria que tranquilice al entorno, siempre necesitado de noticias para vender y rellenar espacios vacíos. En principio, la visita del Espanyol parece más que propicia para que el Bernabéu viva un fin de año plácido y cargado de goles. Eso indica la lógica, que no hay que olvidar que también se equivoca y tiene sus fallos. El propio Madrid puede dar fe de ello tras sus partidos en Getafe, Sevilla o el reciente de Copa disputado en Vigo.

En su último partido en casa, ante el Atlético de Madrid, Mourinho recibió un aplauso mayoritario de la grada cuando su nombre sonó por la megafonía del estadio. Su salida 40 minutos antes del inicio del partido quedó en tablas, ya que no había una mayoría parlamentaria suficiente como para extraer una muestra sonora fiable. Luego la hubo, y estuvo con él. Como también lo está Florentino, como demostró ayer en el acto de entrega de las insignias. Todo parece unido, bien cimentado. Sólo falta que lo verdaderamente importante, el terreno de juego, permita ver a un Real Madrid conectado dentro y fuera de casa. Hoy toca ejercer de local, así que todo pinta a buen cierre de año.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información