Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La 'maldición del sur', a examen

  • Después de perder ante Sevilla y Betis, ambos fuera de casa, la visita a Málaga se presenta como una de las más difíciles que le quedan a los blancos en la Liga.
Málaga - Real Madrid (20.00)
David Jorquera - La Previa David Jorquera - La Previa

El Real Madrid cierra el año 2012 con una salida complicada a Málaga. La Rosaleda, estadio en el que el Real Madrid no ha perdido nunca, se presenta como un buen escenario para que los de Mourinho den un golpe encima de la mesa y demuestren que tienen capacidad para ganar fuera de casa en partidos complicados lejos del Bernabéu.

Seguramente, ni el seguidor más contrario al Real Madrid habría vaticinado que los de Mourinho estarían a 13 puntos de distancia del primer puesto en la Liga a un partido de finalizar el año 2012. Pero esa es la realidad que, como reconoció el propio Mourinho en el día de ayer en sala de prensa, es ‘culpa’ de todos. Desde luego, los pinchazos fuera de casa  han sido una losa para el Real Madrid esta temporada.

MÁLAGA: Willy; Demichelis, Sergio Sánchez, Jesús Gámez, Monreal; Camacho, Iturra, Joaquín, Isco, Eliseu; Santa Cruz.

REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Pepe, Ramos, Nacho; Xabi Alonso, Khedira, Özil, Di María o Callejón; Cristiano Ronaldo y Benzema.

ÁRBITRO: Hernández Hernández (C. Canario).    

ESTADIO: La Rosaleda.

HORA: 20.00/Canal .

De hecho, lo que antaño se conocía como la ‘maldición del norte’, con las visitas a Bilbao, Pamplona, San Sebastián o La Coruña, parece haberse transformado este año justo en lo contrario, en la ‘maldición del sur’, después de las dos derrotas cosechadas en Sevilla. Por eso, ni Mourinho ni sus jugadores quieren extender sus patinazos con un triplete a la andaluza cayendo también en Málaga.

Antaño, la visita a La Rosaleda no hubiera pasado de ser un trámite con una pequeña dosis de complicación. Sin embargo, en la actualidad el Málaga es uno de los mejores equipos de la Liga, y con recién estrenado pedigrí también en la Champions. Por eso, Mourinho y los suyos saben que deben tener algo más que cuidado si no quieren que Papa Noel les deje sin regalos. Además, los deseos de Pellegrini de pasar factura en la casa blanca, a su manera, están ahí. Si el Madrid no quiere pasar un fin de año cargado de remordimientos, una buena victoria, con autoridad en una plaza como Málaga, sería un buen final a un 2012 de dos caras bien distintas.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información