Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Solos, pero unidos por la 'Décima'

  • "El bien de Mourinho es el del Real Madrid. Y el de Casillas. Con la Liga prácticamente imposible, el gran sueño de esta temporada es la 'Décima'. Por eso, hay que convertirla en el gran nexo de unión"
Jaime de Carlos - La Opinión
Jaime de Carlos - La Opinión Jaime de Carlos - La Opinión

Las Fiestas Navideñas no han venido nada mal para templar un poco la tensión que había en los últimos días en torno al Real Madrid. La derrota en Málaga hizo que el equipo entrara en una ebullición que solo se ha calmado con el paso de los días. Y eso que ha habido algunos empeñados en seguir enturbiando las aguas a base de informaciones que sonaban más a venganza personal que a lo que deberían ser realmente, puro periodismo.

Llevo mucho tiempo constatándolo, pero la sensación actual está más acentuada que nunca: el Real Madrid y su afición están prácticamente solos. Digo 'prácticamente' porque, por fortuna, todavía hay algunos medios como Defensa Central que siguen respetando al club por encima de todo. Hace mucho tiempo que la prensa deportiva madrileña dejó de ser claramente madridista para pasar a desarrollar una política de lo más particular donde la denominación de 'cuarto poder' adquiere un sentido pleno y absoluto.

Hoy en día se lleva lo de atacar a Mourinho. El equipo va muy mal en la Liga y solo ha jugado bien al fútbol en tres o cuatro partidos de toda la temporada. Esto es algo innegable. Por eso, la oportunidad es única para que los medios de comunicación de Madrid y Barcelona hayan acentuado su campaña contra el portugués. Los primeros porque no soportan que el técnico (y, por ende, el club) no faciliten su labor periodística. Y los segundos, por simple inquina a una persona non-grata entre el barcelonismo desde que saliera del club hace más de una década.

Mourinho es un entrenador tan ácido que se convierte en indigesto para muchos, especialmente a los que no les gusta su estilo humano ni deportivo. Se podría decir que el luso ha hecho que el mundo se divida entre los que le adoran y los que le 'odian'. O estás con él, o contra él. Pero no deja a nadie indiferente. De ahí que ahora sus detractores se froten las manos con el objetivo de intentar arañar algo más de desgaste en su labor como técnico merengue. La Liga del Madrid está siendo pésima y toca acentuar la campaña para echarle del Santiago Bernabéu.

 

Cada uno es libre de pensar lo que quiera, pero hay ciertos límites que con Mourinho se han superado. El entrenador ha sido muchas veces minusvalorado, vilipendiado, linchado y denigrado por un sector de la prensa; y no en pocas ocasiones de forma poco honesta o incluso falsa. Con él se ha llegado a un punto donde prácticamente todo vale para hacerle la vida imposible. Creo que la crítica siempre es constructiva, pero solo si viene acompañada de buenas intenciones. Sin embargo, con el portugués ésta casi siempre ha ido acompañada de veneno.

Después de dos años y medio el mensaje 'anti-Mourinho' de algunos medios ha calado tanto que hoy el madridismo lucha por no desintegrarse en varios bandos. Unos son del míster, otros no. Y dentro de cada uno de estos grupos hay quienes discuten por polémicas recientes como las de Toril, Ramos o Casillas. Algunos dicen que el portero no debería haber sido suplente en Málaga, mientras que otros aplauden a rabiar la decisión del portugués. Y, más allá, están los que se empeñan en crear una guerra entre el de Móstoles y el entrenador, aunque lo más probable es que estos últimos no sean verdaderos madridistas.

La sensación que hay es que esta labor de desgaste de un sector concreto de la prensa está logrando confundir a la afición y dividirla. La película se está planteando como si Mourinho, jugadores y club remaran en direcciones diferentes. Se percibe desconcierto en el ambiente. Y eso es malo. Muy malo. Hay gente interesada en dividir al madridismo, en crear rencillas internas con la intención de moverle la silla al entrenador. Basta con vender que 'The Special One' solo mira por sí mismo y que actúa únicamente por intereses personales. Como si no compartiera objetivos con el club.

Por ello, hay que luchar contra esta propaganda tan nociva. El bien de Mourinho es el del Real Madrid. Y el de Casillas. Con la Liga prácticamente imposible, el gran sueño de esta temporada es la 'Décima'. Por eso, hay que convertirla en el gran nexo de unión. En el eje central que haga de este club y de su afición un uno indivisible. Todos los madridistas queremos que en 2013 se consiga. Todos. Fundamentalmente porque ya son diez años sin levantarla y porque es la única vía a la salvación de la temporada. Sin olvidar además que, el ganarla sería también una cuestión de orgullo. Hacerlo callaría innumerables bocas y demostraría que, aunque algunos lo han intentado desde numerosos frentes, no han podido con este club y su gente. Estamos solos, sí. Pero por eso debemos demostrar que el Madrid es un equipo que, cuanto más se le intenta hundir, más flota.

 

Puede seguir a Jaime de Carlos en Twitter: @wordsentinel

Puede seguir a Defensa Central en Twitter: @defcentral

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información