Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rami echó agua al fuego

  • Aseguró que "la eliminatoria está abierta pese al 2-0"
El francés no quiso valorar hoy la actuación de Muñiz Fernández
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Rami no quiso echar más leña al fuego de la polémica y no quiso hablar más del arbitraje de Muñiz Fernández: "Prefiero morderme la lengua. Si hablo mucho me pueden sancionar"

Insistido por los periodistas, el defensa francés zanjó el tema con una broma: "Cuidado con las preguntas sobre árbitros que no quiero pagar 1500 euros", dijo.

Con respecto al partido, el galo reconoció que "fallamos muchas ocasiones y eso no se puede consentir en el Bernabéu. Pudimos ponernos 0-2 y al final perdimos 2-0. La vuelta está abierta de todas maneras"

Y es que, Rami confía en la remontada: "Mestalla será una caldera a nuestro favor y creo que podemos meterles en problemas. Si metemos un gol pronto, habrá partido", finalizó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información