Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El precedente de 1993, el ejemplo a seguir ante el Barcelona

  • El Real Madrid pasó a la final ganando 1-2 en el Camp Nou tras empatar (1-1) en el Bernabéu. Michel y Zamorano fueron los autores de los goles
Mourinho y sus hombres tienen un dato al que agarrarse fuertemente
Defensa Central Defensa Central

A priori, el 1-1 puede parecer un resultado malo para el Real Madrid, pero si echamos la vista atrás, es el mejor de los resultados para el equipo blanco ante el Barcelona en un partido de ida de semifinales de Copa del Rey.

Únicamente, existe un precedente entre ambos equipos con este resultado, en el partido de ida y en la penúltima ronda. En la temporada 1992-1993, los merengues empataban a 1 en Chamartín y el equipo de Benito Floro llegaba al Camp Nou con la necesidad de ganar o empatar a más de un gol.

Pues bien, cuatro días antes de que el equipo se dejara su segunda liga seguida en Tenerife, el Madrid asaltaba el estadio culé y vencía por 1-2 con goles de Michel y Zamorano. Los blancos se llegaron a poner 0-2 y Michael Laudrup acortaba distancias con un gol intranscendente a todas luces.

Así pues, no habría mejor forma de motivar al equipo, que proyectando aquél partido que supuso al pase a la final de Mestalla, donde los merengues consiguieron derrotar al Zaragoza por 2-0.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información