Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Semana decisiva

  • El portugués tendrá un cara a cara con Ferguson
Defensa Central Defensa Central
Ramón Calderón y Pedja Mijatovic se quedaron ayer en Londres para hacer negocio. Mientras que Van der Vaart regresaba a Hamburgo con su equipo, el presidente del Real Madrid y Director Deportivo del club blanco no viajarón con el resto de la expedición y se quedaron en la capital inglesa con la clara intención de intentar cerrar lo antes posible el fichaje de Cristiano Ronaldo, para lo que podrían mantener una reunión con su representante Jorge Mendes y con el propio jugador.

El internacional portugués tenía intención de llegar hoy a Inglaterra con la intención de reunirse con los responsables del United, a quienes solicitaría que le dejen ir al Real Madrid. Si el club inglés se negase a negociar con Ramón Calderón, se declarará en rebeldía. Este es en principio lo que el presidente blanco espera de Ronaldo y su representante para abordar de manera definitiva el fichaje del jugador portugués. Será una de las últimas balas del dirigente blanco ante las reiteradas negativas recibidas hasta ahora por parte del Manchester para llevar a cabo la operación.

Por otra parte, hoy puede cerrarse el fichaje de Rafael Van der Vaart si finalmente el Hamburgo acepta los once millones de euros como máximo que ofrece el Real Madrid. Aunque desde el club alemán la han calificado de ”œoferta ridícula”, podrían incluirse incentivos por objetivos que aumentarían esa cantidad. Aún así, el Hamburgo es consciente de que a Van der Vaart le queda un año más de contrato y que el próximo 30 de junio recibirá un millón de euros como máximo por la salida del centrocampista holandés.

En el seno de la casa blanca tienen la idea de cerrar lo antes posible la operación, a ser posible hoy mismo, e intentar presentar al jugador mañana martes.

La apuesta de Cristiano Ronaldo

Ronaldo podría presentarse este lunes en la ciudad deportiva de los Diablos Rojos (Carrington) para hablar con Ferguson y David Gill y decirles que se quiere marchar al Real Madrid. Un deseo firme e inamovible. Por ello, instará a su actual club a que comiencen a negociar con la entidad madridista para poder incorporarse a la disciplina blanca cuanto antes.

Una operación que congela otras de gran envergadura. Ese efecto dominó puede llegar a su semana clave si finalmente el Manchester se aviene a negociar. Cristiano Ronaldo tiene intención de dejar claro a Ferguson y Gill que quiere irse y que éstos comprendan la situación. Que acepten la oferta blanca, que oscila entre los 80 a 90 millones de euros, y que se centren en lo suyo se olviden del Real Madrid y de Cristiano Ronaldo.

Una situación que desespera a Schuster

Schuster, pongan las tiritas que pongan, está enfadado porque él quería tener a todo su arsenal a su disposición para el pasado día 21, fecha de comienzo oficial de la pretemporada blanca en Irding. Pero no fue posible y el culebrón Cristiano Ronaldo se ha alargado más de la cuenta ante el exceso de confianza que Ramón Calderón depositó en el jugador y su representante.

El teutón montó su follón particular cuando fue enterándose por la prensa que existía un plan B, de ahí que Calderón lo negara. Schuster tiene muy claras las necesidades que tiene para su equipo, y no traga cuando se alteran sin ser consultado porque, en definitiva, quien maneja las opciones del equipo es él. De ahí que no quiera que traspasen a Robinho hasta que no vea a Ronaldo a sus órdenes; y tampoco a Baptista hasta que Van der Vaart sea jugador blanco, máxime tras la lesión de Sneijder.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información