Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ruud no fue suficiente

  • El holandés anotó dos goles pero el Real Madrid acabó perdiendo por 3-2 en Valencia
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica
El verano dicen que es una época que suele revolucionar a las personas. Schuster parece que no quiso ser ajeno a la norma y decidió revolucionar su equipo titular. O eso, o es que se pensó mejor lo de hacer jugar a futbolistas que habían disfrutado de pocos minutos durante la pretemporada, a saber. Aunque como en toda regla, había una excepción: Rubén De la Red. El de Arroyomolinos tenía la misión de hacer de Guti, de tratar de motorizar el juego de ataque de los blancos. Lo consiguió durante medio tiempo, pero acabó fundido. Y el equipo lo pagó.

Además, Robinho disfrutó de la titularidad. Schuster le entregó la zona izquierda del campo para que el brasileño demostrara lo que llevaba dentro. Y no demostró mucho. En su pelea con Miguel el resultado fue de combate nulo porque ambos se perdieron en un duelo en el que ninguno ganó nada para sus intereses.

LA VIDA SIGUE IGUAL

El Real Madrid sigue basándose en las premisas que le hicieron campeón la temporada pasada. Contar con un "stoper" de balones en la portería y un "killer" de área, son los papeles que Casillas y Van Nistelrooy interpretaron como si de una película con denominación de Oscar se tratara.



Pese a los goles encajados, Casillas fue de los mejores de su equipo. Aún con la arena de la playa pegada al trasero, y los guantes con las telarañas propias de la inactividad, el de Móstoles empezó a sudar recién comenzado el partido. Un remate de Villa y un despeje de Salgado que se envenenó hacia su marco, nos recordaron al Casillas salvador de la temporada pasada y campeón de Europa.

Si en un lado había un tarzán que sin necesidad de liana llegaba a parar todo lo que le llegaba, enfrente había un mar de dudas. Hildebrand, de nombre Timo, inspiraba cualquier cosa menos seguridad, y hacía honor a su nombre. En el primer acercamiento de los blancos salió a por uvas y sólo le salvó que Van Nistelrooy no precisó su cabezazo de espaldas. Sin embargo, un matador como el bueno de Ruud, no perdona dos veces. La segunda que tuvo, a la cazuela. Van Nistelrooy es de los que primero dispara y luego pregunta. Se mueve en la ley del Oeste. El holandés recibió escorado dentro del área un balón de Rubén De la Red y con Moretti encima se sacó un derechazo que encontró las redes de la meta local.

A partir de ahí, el Valencia demostró su inoperancia que, con la permisividad de Medina Cantalejo, se tradujo en un juego duro, a veces, incluso, brusco, para con los jugadores del Real Madrid. Incluso, Villa se contagió del espíritu leñero de los Albelda, Baraja y compañía y propinó una patada a Heinze totalmente fuera de lugar. Por cierto, hablando de Albelda. Qué gran tipo es fuera del campo pero que rudo es dentro del césped. Con una amarilla por una patada a destiempo, Medina le perdonó la segunda tras agarrar por detrás una internada de Robinho. Agarrón es sinónimo de amarilla, señor Medina, no lo olvide. Y dos amarillas es tarjeta roja, no hay más que eso. Sin embargo, ante la señalización de tres fueras de juego, claros, el clásico grito de "así gana el Madrid", acabó tronando en el estadio de Mestalla.

MURCIÉLAGOS DE BLANCO

Tras el paso por los vestuarios, el Valencia tomó aire. Bombona de oxígeno, más bien. En apenas tres minutos los valencianistas pasaron como aviones por encima de la defensa blanca y consiguieron sendos tantos por mediación del ex madridista Mata y de David Villa. En el primero, Salgado llegó tarde al despeje del tiro del burgalés y en el segundo Villa se anticipó a Javi García y a Casillas para conseguir el 2-1 para los suyos.



Sin embargo, la efectividad de Van Nistelrooy volvió a salir a relucir. En el segundo remate del Real Madrid en la segunda mitad (minuto 67), el artillero holandés hizo el empate. Tras una gran galopada del "keniata" Robben que había salido minutos antes en sustitución de un Robinho que apenas se dejó ver, el balón le llegó al "17" blanco que al primer toque fusiló la red de la meta de Hildebrand.

Pero este Real Madrid tenía hoy un problema en la línea defensiva. En un balón interior a la espalda de Javi García y Heinze apareció el recién incorporado Vicente que, ante la media salida de Casillas, y con el codo de Heinze presente sobre su cuerpo, consiguió elevar la pelota por encima del portero madridista para conseguir el tercer tanto del equipo de Emery.

Los instantes finales, con los dos equipos fundidos por el esfuerzo, mostraron la buena forma de Robben. Incomprensible los pocos minutos de los que dispuso, pues venía de ser el jugador más en forma en la pretemporada. Cosas del verano, supongo. El Real Madrid tendrá que remontar el próximo domingo en el Bernabéu si quiere llevarse el primer título de la temporada. Con el 1-0 vale pero, especialmente, la línea defensiva debe trabajar a lo largo de la semana para que el Valencia no sea capaz de mojar en el feudo madridista.

Ficha técnica:

Valencia: Hildebrand, Miguel, Albiol, Alexis, Moretti, Albelda, Baraja (Fernandes 74"), Joaquín (Pablo Hernández 64"), Mata (Vicente 71"), Silva y Villa.

Real Madrid: Casillas, Salgado (Sergio Ramos 63"), Javi García, Heinze, Torres; Diarra, Van der Vaart, De la Red; Robinho (Robben 63"), Raúl (Guti 74") y Van Nistelrooy.

Árbitro: Luis Medina Cantalejo. Amonestó a Villa (24"), Albelda (41"), Javi García (50").

Goles: 0-1 Van Nistelrooy (14"), 1-1 Mata (55"), 2-1 Villa (58"), 2-2 Van Nistelrooy (67"), 3-2 Vicente (80").

Estadio: Mestalla. Casi lleno en el estadio valencianista con la presencia del seleccionador nacional, Vicente Del Bosque.

Incidencias: El Valencia entregó en los prolegómenos del partido la insignia de oro y brillantes a sus cuatro futbolistas que ganaron la Eurocopa: David Villa, David Silva, Carlos Marchena y Raúl Albiol, así como al preparador de porteros del club y de la selección español, Jose Manuel Ochotorena. Además de una réplica de Mestalla a los tres internacionales españoles del Real Madrid.

Se guardó un minuto de silencio en memoria de Manuel Alepuz, ex jugador y presidente de los entrenadores valencianos, y por las víctimas del accidente de tráfico sucedido hoy en la localidad castellonense de Oropesa.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información