Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cristiano y Bale evitan una noche de Halloween

  • El Real Madrid se puso 0-3 en el marcador, pero dos goles de penalti y la presión del Rayo hasta el último segundo evitaron que el triunfo merengue fuera cómodo. Doblete de Cristiano y dos asistencias de Bale (2-3).
Rayo 2-3 Real Madrid
David Jorquera - La Crónica David Jorquera - La Crónica

El Real Madrid logró tres sufridos puntos en su visita al estadio de Vallecas. Los de Ancelotti, que se pusieron 0-3 gracias a dos goles de Cristiano y uno de Benzema, con dos asistencias de Bale, terminaron el partido pidiendo la hora después de que el Rayo marcara dos goles de penalti. El 2-3 final fue lo mejor de un partido en el que los blancos volvieron a vivir de su gran pegada.

Después de haberle metido siete goles al Sevilla con la tripleta formada por Cristiano, Bale y Benzema en plan estelar, Carlo Ancelotti decidió meterle mano al equipo en todas las líneas salvo en la delantera. El italiano tiene claro que, estando en forma, ellos tres son los delanteros titulares de este Real Madrid. Por eso, aprovechando la inercia positiva del momento, el equipo blanco salió con sus tres tenores arriba. También con Xabi Alonso en el medio y con Coentrao en la izquierda, aunque el portugués apenas duró 44 minutos por una lesión de tobillo producida en un salto.

El partido de Vallecas ya estaba más que planteado. El Rayo de este año es un equipo tocador y gustoso del balón, lo que no quiere decir más que eso, que suele tener la pelota más que el rival. Al Madrid, a pesar de que Ancelotti tiene como objetivo hacer de la posesión del balón su principal arma, no le iba nada mal el tipo de juego del Rayo. Tener a Cristiano y Bale arriba es garantía de velocidad. En definitiva, de mucho peligro a la contra y con espacios.

De hecho, los blancos sólo tardaron tres minutos en dar el primer golpe sobre la mesa. Y fue en una rápida acción al contragolpe, con un pase al hueco de Modric, un espectacular caño de Cristiano sobre Gálvez, y una definición con el interior del pie derecho a la base del poste de Rubén. Sin apenas romper a sudar, los blancos ya se habían puesto por delante en el marcador.

A partir de aquí, al Rayo le tocaba intentar construir con algo más que una simple paleta. Los de Vallecas llegaban con cierta soltura hasta la línea de tres cuartos, pero cuando se acercaban al área les entraba el vértigo. Incluso, una buena jugada de Lass por la derecha, rematada en el segundo palo por Falqué encontró una pierna enemiga en un compañero, la de Viera, que al tocar el cuero  invalidó el remate de su compañero.

Ese susto local dio paso al segundo golpe madridista. La típica acción-reacción. En una jugada que se repitió hace apenas tres días en el Bernabéu, Gareth Bale se coló por la banda derecha, y puso un balón medido a la cabeza de Karim Benzema que depositó en la meta rayista. A la contra, y con dos zarpazos, al Madrid se le ponía todo a favor.

Ficha técnica

RAYO VALLECANO 2: Rubén; Tito, Gálvez, Arbilla (Larrivey, min.51), Nacho; Saúl, Adrián (Bueno, min 42), Trashorras; Lass, Jonathan Viera e Iago Falqué (Embarba, min.68) .

REAL MADRID 3: Diego López; Carvajal (Arbeloa, min.69), Pepe, Ramos, Coentrao (Marcelo, min.44); Xabi Alonso (Illarramendi, min.46) , Modric, Di María; Bale, Cristiano y Benzema

GOLES: 0-1, min. 3, Cristiano Ronaldo. 0-2, min 21 , Benzema. 0-3, min.49, Cristiano Ronaldo.  1-3, min 54, Jonathan Viera, de penalti. 2-3, min 55, Jonathan Viera, de penalti.

ÁRBITRO: Álvarez Izquierdo. Amonestó a Nacho (min.59), Tito (min.77) y Trashorras (min.88) por parte del Rayo Vallecano; y a Carvajal (min.5), Xabi Alonso (min.11), Di María (min.62), Marcelo (min.71) y Modric (min.90) por parte madridista.

ESTADIO: Estadio de Vallecas.

La segunda parte iba empezar siendo de color de rosa para los blancos y acabaría siendo de cierto sufrimiento. El choque parecía sentenciado después de que Bale volviera a hacer de las suyas por la banda derecha, evitando que un balón se marchara fuera con un sombrero sobre un zaguero local, y asistiendo a Cristiano Ronaldo para que el portugués empujara el 0-3. Lo normal era empezar a pensar en la Juventus, en dosificar esfuerzos y en evitar lesiones. Lo típico cuando un partido se pone con todo de cara.

Sin embargo, los blancos tendrían en Vallecas su particular tarde de Halloween. Primero, un penalti de Pepe transformado por Viera, y posteriormente, y apenas un minuto después una nueva pena máxima para los locales, con otra finalización de Viera a la red del Real Madrid, ponía el partido apretado. Demasiado.

Y es que como ya ocurriera en el partido ante el Sevilla, al Real Madrid le volvieron a casi igualar un 3-0 a su favor. Esos factores en los que Ancelotti espera seguir mejorando pasan por controlar partidos que pasan de un resultado abultado a uno ceñido en cuestión de minutos. A los merengues les restaban 35 minutos de sufrimiento después del segundo gol de Viera. El Rayo, con su estilo, no cesó en su empeño de lograr la machada del empate. De hecho, un paradón de Diego López, con posterior golpeo en el palo de la meta del Madrid, evitó con el 3-3 subiera al marcador. También Cristiano tuvo en una contra la opción de matar el partido, pero una gran parada de Rubén también lo evitó. No se movería más el marcador para suerte merengue. Tres puntos que parecían conseguirse de paseo, terminaron subiendo al casillero blanco con mucho sufrimiento. Valen lo mismo. Eso sí, invitan a la reflexión. Y a la mejoría con más trabajo. Mucho trabajo.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información