Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Tasado en 45 kilos

  • El presidente exigió a Roninho que 'rajara' publicamente
Defensa Central Defensa Central
Ramón Calderón podría haberse desdicho de su exigencia inicial de 40 millones de euros por el traspaso de Robinho. Según publica Marca en su edición de hoy, la idea es añadir esos cinco millones a los 40 iniciales, que es la suma de las dos nóminas que le quedan por cobrar al brasileño en el Real Madrid. Eso sí, en principio la idea es no traspasarle, salvo que el Chelsea ponga encima de la mesa esa cantidad.

Peter Kenyon, el máximo ejecutivo del Chelsea, aterrizará mañana en la capital para negociar el traspaso del jugador. Kenyon ya se reunió el miércoles con José Ángel Sánchez y ofreció 35 millones. Ahora, deberá subir 10 su oferta si quiere que Robinho se vista de azul.

Calderón instó a Robinho a que hablara públicamente

Las declaraciones de Robinho no son por iniciativa propia, ni porque su agente le haya recomendado que las hiciera. Fue el propio Ramón Calderón el que le instó a decir públicamente lo que le dijo a él personalmente. El presidente del Madrid fue quine instigó a que se ”˜mojase”™, de ahí que Bernd Schuster manifestara ayer que no le extrañaban las declaraciones de Robinho.

De esta forma, el jugador, que quiere verse ya en el Chelsea y olvidar la pesadilla que vive, fue empujado a decir que se quería ir. Algo, por otra parte, que es la primera vez que hace un jugador que pertenece a la plantilla del Real Madrid. Algo insólito y que tiene su base en la equivocada política seguida desde el club hacia el jugador, al que sólo le ofreció la subida de salario cuando Cristiano Ronaldo dijo no a su fichaje por el club madridista.

Por último, aparece una contradicción ya que según el Marca Calderón insiste en que no habrá fichajes, mientras que Bernd Schuster dijo ayer que hasta el último minuto del último día del mes esperaba algún refuerzo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información