Arte


¿Cómo puede el porno salvar los bosques del Amazonas?

¿Cómo puede el porno salvar los bosques del Amazonas?

El negocio del sexo no siempre tiene por qué ser lucrativo para el bolsillo. Al menos así lo demuestran la sueca Leona Johansson y el noruego Tommy Hol, dos jóvenes que desde 2004 lideran el proyecto 'erótico-ecológico' 'Fuck For Forest' destinado a recaudar fondos mediante el porno amateur para financiar proyectos ecológicos. Actualmente su iniciativa ya cuenta con cerca de 4.000 afiliados, por lo que en estos 10 años de andadura han podido recaudar cerca de 250.000 euros que han ayudado a financiar ocho proyectos medioambientales de Perú, Ecuador, Brasil, Costa Rica y Eslovaquia.


El origen de su idea germinó cuando hace una década Tommy y Leona empezaron a practicar sexo explícito ante las 4.000 personas que asistían en directo a un concierto en un festival de música en The Quart, Noruega. Su objetivo era protestar contra el daño que el ser humano le hace al medio ambiente. Ambos fueron detenidos y multados con 1.200 euros, pero su propuesta caló tanto que se mudaron a Berlín y comenzaron a desarrollar este proyecto, el cual fue creciendo gracias a la aportación de sus activistas sexuales.

 

Los socios pueden participar con fotos y vídeos eróticos propios o simplemente tener acceso a la Web gracias a una cuota mensual para visualizar todos sus contenidos. De esta forma, todo el dinero recaudado va destinado a proyectos relacionados con el medio ambiente, pues los dos protagonistas aclaran que "nos grabamos por placer y por salvar la naturaleza, no sacamos ningún beneficio económico".