Arte


¿Por qué a las mujeres no les suelen gustar los chicos 'majos'?

No por repetirse la historia en el cine o la literatura deja de ser menos verdad: a la hora de elegir, las mujeres se sienten más atraídas por los llamados 'chicos malos' o 'tipos duros' que por los hombres sensibles y tímidos. Y es que esto es algo que refrende la propia Ciencia, pues un estudio publicado por la revista 'Personality and Social Psychology Bulletin' asegura que la tendencia es que los hombres suelan preferir a las 'buenas chicas', mientras que en el caso de las féminas las preferencias se orientan hacia los hombres más atrevidos y duros.

Pareja disfrutando junta


Durante su investigación los científicos emplearon a un grupo de 120 jóvenes voluntarios a los que dividieron en grupos según su sexo. Posteriormente les emparejaron con la condición de que no se conocieran. Y tras tener una 'cita a ciegas' les preguntaron sobre la misma y si estarían dispuestos a tener una segunda cita. En el proceso pretendían que estas personas les definieran mejor lo que es realmente la 'sensibilidad', es decir, "la característica que las parejas buscan según sus valores y también los apoyos que quieren. También es la propia imagen que cada uno tiene de sí mismo y lo dispuesto que está cada uno a cambiar sus relaciones". Así, se trata de un elemento clave para mantener una relación a largo plazo, tanto de amistad como de amor.

En sus resultados los investigadores comprobaron que la sensibilidad no suele ser importante en estos primeros encuentros, sino más bien todo lo contrario. Así,  descubrieron que las mujeres más atractivas para los hombres solían ser las percibidas como sensibles, ya que les hacía parecer más "femeninas y atractivas". En cambio, las mujeres aseguraban no encontrar a los hombres sensibles más atractivos, lo cual no tenía por qué estar reñido con su masculinidad. En consecuencia, estos resultados evidencian que el mito tantas veces repetido tiene algo de cierto, pues a la hora de la primera impresión las féminas prefieren a los 'tipos duros'.