Arte


¿Puede un niño de 11 años vender sus pinturas por miles de euros?

Que el talento no tiene edad es algo que se constata al conocer a Kieron Williamson, un joven británico de once años que comenzó a pintar cuando solo tenía cinco. Poco a poco el pasatiempo se fue convirtiendo en una pasión para la que demostraba estar hecho, por lo que su nombre empezó a sonar entre los periodistas y críticos del arte por su dominio del sombreado, de la perspectiva y por su estilo post-impresionista.

Así el joven ha empezado a ser apodado el 'Mini Monet' y ya acumula nueve exposiciones en la galería Picturecraft, en Holt. En la última de ellas mostró cuarenta obras (óleos, acuarelas y pasteles) que se vendieron en unas pocas horas y alcanzaron un valor total de 400.000 libras (505.205 euros). No en vano, hace tres años ya vendió otro grupo de obras por un total de100.000 libras (126.342 euros) y se estima que la fortuna de sus padres es ya de 2 millones de libras (2.526.783 euros), por lo que la familia asegura que cuenta con su propio asesor financiero para gestionar toda esta fortuna.

Kieron Williamson