Ciencia


¿Cuál era el secreto de Bruce Lee para dar sus extraordinarios golpes?

Una de las gestas más recordadas del actor y luchador de artes marciales Bruce Lee era su famoso 'puñetazo de una pulgada'. El mismo consistía en un golpe seco y de enorme fuerza que ejecutaba sin la necesidad de desplazar prácticamente su brazo para lograr energía. Simplemente le bastaban unos pocos centímetros para conseguir un impacto brutal de efectos devastadores, lo cual durante años ha sido un completo enigma para la Ciencia durante varias décadas. Sin embargo,varios estudios recientes han desentrañado algunas de sus claves y han descubierto que gran parte de su mérito estaba en todo el cuerpo. 

 Bruce Lee


Uno de ellos, realizado por el neurocientífico británico Ed Roberts, averiguó que el músculo del brazo no era lo más importante a la hora de efectuar el golpe, sino la capacidad del cerebro para interiorizarlo. Y es que para llevarlo a cabo entra en juego el área motora suplementaria, una zona que coordina los movimientos musculares de las extremidades. Como sucede en otras situaciones, cuando una persona practica una tarea durante bastante tiempo esta habilidad se instala en zonas más profundas del cerebro, de forma que queda interiorizada y no precisa tanto de la corteza cerebral.

Por ello se podría decir que Bruce Lee fue capaz de adaptar su cerebro hasta lograr generar más materia blanca en algunas zonas del mismo que le permitían realizar este 'golpe de una pulgada' casi sin esfuerzo. Y es que hay que tener en cuenta que para ejecutarlo se necesitaba de una enorme coordinación de las piernas, brazos, caderas, rodillas, muñecas y codos, de forma que todas estas partes funcionaban en su caso como una única máquina capaz de generar la suficiente energía y concentrarla toda en el puño que debía golpear.