Ciencia


¿En qué consiste la sorprendente tecnología de la supercavitación?

Actualmente el medio aéreo es el más rápido que conoce el ser humano, pero científicos chinos llevan años trabajando para conseguir que en unos años el transporte marítimo no tenga nada que envidiarle en lo que respecta a la velocidad. Hablamos de la supercavitación, una tecnología que está siendo sometida a estudio y que se basa en un fenómeno hidrodinámico según el cual un cuerpo u objeto puede desplazarse a gran velocidad en un líquido. Su secreto está en conseguir que el fluido se mueva muy rápido alrededor del cuerpo, de forma que alcance su punto de evaporación y se convierta en gas para facilitar el movimiento del mismo.

Submarino


Según Stephen Chang, responsable del proyecto chino que está analizando sus posibilidades, "las pequeñas burbujas de gas que se producen se expanden y se combinan para crear una burbuja grande, estable y predecible en torno al objeto que viaja". Así, a partir de esta tecnología los submarinos podrían alcanzar la velocidad del sonido bajo el agua, unos 5.800 km/h que permitirían hacer viajes transatlánticos en menos de una hora o viajes transpacíficos en poco más de hora y media.

El problema es que hasta llegar a hacerlo realidad todavía quedan varios aspectos a solucionar, como las dificultades para conseguir lanzar inicialmente el cuerpo a grandes velocidades para generar y mantener la burbuja de aire; así como la imposibilidad de un uso del timón en el desplazamiento. Por todo ello, hasta ahora las pruebas se han realizado en vehículos no tripulados. Algo que no impide que los científicos chinos sean optimistas respecto a las posibilidades esta tecnología, pues no en vano en estos momentos cuentan con la competencia de Estados Unidos y Alemania, otras dos naciones que también están haciendo progresos en el mismo sentido.