Ciencia


¿Es posible convertir lo que sudamos en energía?

Con anterioridad en este medio ya hemos comentado las numerosas aplicaciones que pueden tener los tatuajes en el futuro inmediato. Basta con añadirle unos circuitos microscópicos para que se conviertan en pequeñas máquinas inteligentes que residirán bajo la piel y que podrán cumplir con multitud de funciones. Entre ellas, convertir el sudor resultado de la práctica del deporte en energía capaz de cargar el telefono. Tal como suena, pues esto es lo que puede hacer el tatuaje que ha sido presentado recientemente en la Sociedad Química de los Estados Unidos. Se trata de una biobatería que utiliza el ácido láctico presente en el sudor resultado del ejercicio físico.

Sus creadores aseguran que por ahora su energía no es muy alta, pero siguen trabajando para rentabilizarla y que sean capaces de cargar pequeños dispositivos electrónicos. En un principio el sistema se basaba en un sensor de ácido lático que se hacía pasar como un tatuaje para realizar diversas mediciones sobre el trabajo y el estado físico. Pero pronto los investigadores dieron un paso más y modificaron este sensor para convertirlo en una biobatería a partir de una enzima encargada de quitar electrones al ácido láctico y así generar una pequeña corriente eléctrica.

Así, ya se ha conseguido que algunos voluntarios generen hasta 70 microvatios por cada cm2 tras ejercitarse durante media hora en bicicletas estáticas. Además comprobaron que los deportistas que estaban en peor forma producían más energía que los que se ejercitaban más habitualmente. De esta forma sus creadores ya se han asociado con una 'start-up' para desarrollar su producto, aunque mientras tanto también trabajan en tatuajes que sean capaces de unirse a dispositivos portátiles y que pueden almacenar la corriente generada.

Tatuaje capaz de convertir el sudor en energía