Ciencia


¿Puede una persona volver a la vida tras estar a 10ºC y sin pulso?

El planteamiento suena más propio de la Ciencia Ficción, pero la realidad en ocasiones se empeña en superarla. Y es que dos científicos estadounidenses, Peter Rhee y Samuel Tisherman, aseguran haber hecho grandes progresos en los últimos años en lo que ellos llaman 'animación suspendida'. Según su explicación "cuando alguien está a 10ºC, sin actividad cerebral y sin pulso ni sangre todo el mundo estaría de acuerdo en decir que esa persona está muerta. Sin embargo, nosotros aún podríamos traerlo de vuelta a la vida".

 Animación suspendida en la película 'Avatar'


Y es que estos expertos describen su método como un sistema consistente en drenar toda la sangre del cuerpo de una persona para inyectarle una solución salina helada con la que quedaría congelado a unos 20ºC menos que su temperatura habitual. Este se podría utilizar en casos de personas con graves heridas, de forma que tras ser tratadas para curar sus lesiones puedan volver a recibir su sangre y su corazón sea capaz de ponerse nuevamente en marcha. Rhee asegura que hasta el momento han sido capaces de realizar con éxito este proceso en animales, pues han conseguido que sus cuerpos se pongan rosados tras volver a bombear la sangre.

"Una vez que el cuerpo alcanza de nuevo los 30ºC de temperatura el corazón late una vez de la nada y luego recupera el pulso a medida que se calienta" asegura el científico. Y es que hasta el momento la única contraindicación que han encontrado es que los animales experimentaron un breve mareo tras volver a la vida, por lo que ahora estos investigadores afirman estar listos para hacer pruebas con seres humanos en casos de extrema gravedad en los que no tengan más esperanza de superviviencia que la que les ofrece su experimento.