Ciencia


¿Qué hay de cierto en que se puede entrenar solo con el pensamiento?

¿Qué hay de cierto en que se puede entrenar solo con el pensamiento?

¿Puede una persona entrenar un músculo con solo pensar en hacerlo? La Ciencia afirma que sí, pues en los últimos años se han realizado diversos estudios que concluyen personas que tienen ya unas habilidades adquiridas pueden potenciarlas si realizan una serie de entrenamientos mentales en los que se imaginan ejecutando esta actividad. Así, no se puede decir que ver deporte o imaginarse simplemente haciéndolo puede servir para aumentar el rendimiento, pero si se combina con su práctica habitual puede ser útil en programas de rehabilitación o de recuperación de movilidad de determinados músculos.

 

Por ejemplo, en 2004 la Fundación Clínica de Cleveland realizó un estudio sobre tres grupos de control. El primero debía mover un dedo con una tabla de ejercicios, otro debía imaginárselo y el tercero no realizaba ninguna actividad. Tras doce semanas los que hicieron el trabajo físico mejoraron un 53% la fuerza en su dedo, mientras que los que se lo imaginaron la mejoraron en un 35%. Finalmente, los que no se movieron ni pensaron en ello no mejoraron. Esto se puede deber a que las áreas de la corteza motora primaria se activan de forma similar cuando movemos el cuerpo y cuando imaginamos hacerlo. La única diferencia es que el cerebro no ordena el movimiento, por lo que esto puede ser muy útil a la hora de practicar actividades motoras como la música o el atletismo sin la necesidad de tener el instrumento delante o de tener que vestirse de corto.