Curiosidades


¿Cuál es el increíble misterio de la estatua que se mueve sola?

¿Qué se puede pensar de una estatua que, un día y sin venir a cuento, empieza a desplazarse lentamente y poco a poco sin que nadie la toque? Parece una historia más propia de una película de aventuras y misterio, pero se trata de un hecho real. Un vídeo tomado en el museo de Manchester ha captado cómo una figura egipcia de Osiris de 25 centímetros de tamaño y 3.800 años de historia se mueve sola y solo de día hasta dar un giro de 180º sobre su eje vertical. El mismo fue grabado después de que los técnicos descubrieran que el objeto aparecía a la mañana siguiente en diferente posición a la que estaba la noche anterior.


Como es lógico, este acontecimiento trae de cabeza a los investigadores. Pero ya hay algunas teorías que intentan darle una explicación coherente al fenómeno, como que el tránsito de los visitantes provoca unas vibraciones que hacen que el objeto se desplace de su sitio. Aunque esta posibilidad es poco probable porque el suceso ha empezado a ocurrir hace pocos días tras llevar 80 años en el mismo sitio.


Por ello también ha surgido otra teoría, aunque ésta es un poco más fantástica. Según el egiptólogo local Campbell Price, podría deberse a que las "leyendas del Antiguo Egipto hablan de una maldición de los faraones que condena cualquier saqueo de reliquias que se haga dentro de una tumba piramidal".