Curiosidades


¿Es posible vivir con la cabeza al revés?

Claudio Vieira de Olivera es un brasileño de 37 años que se ha tenido que acostumbrar a ver el mundo desde una pespectiva diferente al resto de personas. Todo porque este joven nació con una malformación que provocó que su cuello quedara torcido hacia atrás, de forma que su nuca queda recostada sobre su propia espalda. Al nacer los médicos no le auguraron más de un año de vida e incluso hubo quienes propusieron a sus padres que no le dieran de comer. Sin embargo Claudio logró salir adelante y aprendió a hacer algunas cosas por sí solo con su boca y labios a pesar de no poder usar bien sus brazos y piernas. 

"Puedo encender la televisión, hablar por télefono móvil o usar Internet... hago todo por mí mismo" afirma el hombre, a quien este problema no le ha impedido graduarse como contador en la Universidad Estatal Feira de Santana. Aunque lo que a él realmente le gusta es viajar por todo Brasil para dar conferencias en las que cuenta su historia de superación, ya que Claudio deja claro que se ve como una persona totalmente "normal".