Curiosidades


¿Es verdad que existe una impresora en 3-D?

El futuro ya está aquí. Al menos, en materia de impresión. Estamos acostumbrados a imprimir en dos dimensiones, sobre papel o láminas de otro material. Sin embargo, el 3-D ya ha llegado a las impresoras, pues en los últimos años se han construido las primeras máquinas capaces de hacer realidad piezas y maquetas volumétricas a partir de diseños creados previamente en un ordenador.

 

Muchos ya consideran que este invento cambiará el mundo, pues sus aplicaciones son infinitas. Desde crear discos de vinilo caseros a células madre para transplantes. La clave es que imprimen sobre materia plástica, empleando una bobina del material llamado ácido polilático (PLA). La misma cuesta 36 euros y se inserta y se calienta en el aparato, inyectándo el plástico por capas para darle forma. Sin embargo, puede tardar hasta 40 minutos en terminar un objeto simple. Recientemente la empresa Makerbot ha puesto a la venta su impresora 3-D, la Replicator 2, a un precio de unos 1.750 euros.