Curiosidades


¿Por qué puede ser peligrosa una piscina de nitrógeno líquido?

El nitrógeno líquido no es más que nitrógeno a una temperatura inferior o igual a -195,8ºC. A partir de este punto se encuentra en estado líquido, por lo que al contactar con la piel puede provocar congelaciones y quemaduras por frío. Sin embargo, si se vuelca un recipiente de esta sustancia en una piscina se genera un efecto de neblina que en un principio resulta curioso, pero que si no se tiene cuidado puede acabar siendo peligroso. Es lo que sucedió en 2013 cuando la empresa de licores Jägermeister organizó una fiesta en México en la que miembros de su personal volcaron varios recipientes de 10 litros de nitrógeno líquido en una gran piscina.

Pocos minutos después algunas de las personas que allí estaban empezaron a desmayarse por los efectos del nitrógeno. Según el químico estadounidense Paul Bracher, la causa de estos desmayos no tuvo nada que ver con una reacción química al tocar el agua, sino que al caer el nitrógeno reemplazó el oxígeno que había sobre la superficie e hizo que los nadadores se quedaran sin nada que poder respirar. Al precipitarse al agua entró rápidamente en ebullición y generó el humo que se ve en el vídeo, haciendo al mismo tiempo que el oxígeno que había en la piscina desapareciera. Por ello, algunas de las personas perdieron momentáneamente la consciencia. De ahí que el empleo de este elemento deba hacerse con cuidado, ya que puede dar lugar a consecuencias impredecibles y peligrosas para la salud.