Curiosidades


¿Por qué son tan pequeños los bebés de oso panda?

Los osos panda presentan una fisiología reproductiva muy especial. En primer lugar, y como todos los úrsidos, experimentan una implantación retardada, es decir, el embrión tarda más en fijarse en el útero y, por tanto, en comenzar a desarrollarse. Por eso el crecimiento del feto en el vientre de la hembra es más corto que en otros mamíferos.


 

 

Pero es que, además, la gestación dura aún menos en el caso de los pandas. “La cría nace sin hacerse del todo, como si fuera prematura; después tiene un crecimiento exponencial”, explica María Delclaux, experta en conservación de mamíferos terrestres del Zoo Aquarium de Madrid. Los diminutos bebés rosados, de unos quince centímetros de longitud y alrededor de doscientos gramos, dan lugar a un adulto cuyo peso supera los cien kilogramos.

 


Como todas las crías se integran en un programa internacional de reproducción, cuando llegan a la edad adulta son trasladadas a las reservas chinas”, indica la experta del zoo madrileño. Los hermanos de Xing Bao, los gemelos Po y Dede, nacidos en 2010, conviven ya con más de un centenar de congéneres en el centro de cría de la ciudad de Chengdu.

 

La planificación genética es importante, y en los zoológicos no tienen posibilidad de reproducirse con una pareja adecuada desde ese punto de vista. En China hay más cantidad de ejemplares y, por tanto, de opciones”. Los más de cincuenta espacios protegidos donde vive Ailuropoda melanoleuca comprenden alrededor de 21.000 kilómetros cuadrados. Están repartidos entre las regiones de Sichuan, Shaanxi y Gansu, en la parte montañosa central del país asiático.