Curiosidades


¿Por qué un joven siguió de fiesta a pesar de amputarse un dedo?

Sí. Aunque resulte increíble Josh es un adolescente británico de 16 años al que no le importa sufrir la amputación de un dedo si se lo está pasando bien. Y es que este joven acudió una noche a una 'rave' ilegal en el barrio londinense de Croyden y durante la fiesta sufrió la amputación accidental del dedo meñique de su mano izquierda tras intentar arrancar una alarma de incendios que había saltado. Sin embargo, y a pesar del enorme dolor, el chico asegura que no quiso abandonar la pista de baile porque había pagado mucho dinero para poder estar allí.

Joven con un dedo amputado


"La alarma saltó y para evitar que los vecinos llamaran a la policía intenté arracarla. Pero mi dedo se quedó atrapado y cuando quise sacarlo me lo corté. Me miré la mano y el dedo meñique se había ido mientras el hueso sobresalía. Es una sensación muy extraña, un segundo estoy bien y el dedo meñique está ahí y al segundo siguiente se ha ido" comentó Josh en declaraciones para el periódico 'The Independent'.

Tras el accidente el chico, que asegura estar sobrio en ese momento, decidió quitarse la camiseta y enrollársela en el dedo para cortarse la hemorragia y seguir bailando "hasta no poder más". "Mi mentalidad era 'solo llevo una hora aquí, he pagado diez libras por esta noche y he perdido mi dedo pequeño. ¿En serio me voy a ir?". Sin embargo, al final no le quedó más remedio que aceptar el consejo de un amigo y puso rumbo al hospital, donde se le curó la herida y ahora posa con su mano mutilada. Y es que su dedo meñique ya es historia, pues cuenta que "un grupo de fumetas encontró mi dedo y estuvieron jugando con él".