Curiosidades


¿Puede la paja servir como combustible para los aviones?

Algo a priori tan poco útil como la paja podría empezar a tener una importante implicación en poco tiempo. Al menos esta es la intención de un estudio gallego desarrollado por la investigadora María López Abelairas, pues el mismo propone emplear los desechos de las plancas secas de trigo, centeno o maíz como combustibles, plásticos y aditivos de cosmética ecológicos. Al parecer, la diferencia de este proyecto respecto a los otros existentes es que intenta seguir un proceso bilógico para obtener la rentabilidad de la paja, de forma que se genere el mínimo de contaminación en el mismo.

La idea de estre trabajo es hacer que el etanol resultante de este proceso sirva como sustituto del 85% de la gasolina presente en los depósitos de trasportes como los aviones, de manera que el otro 15% sí esté ocupado por gasolina. Por ahora la tesis de esta investigadora ya ha recibido la nota de sobresaliente cum laude por parte de la Universidade de Santiago de Compostela, aunque López Abelairas es consciente de que los costes para desarrollar estos proyectos serían bastante elevados: "La producción conjunta del combustible, el plástico y los aditivos de cosméticos se harían en una única instalación, una biorrefinería. Esta sería bastante compleja y precisaría de una alta inversión que aún no hemos calculado" ha asegurado la responsable del trabajo.