Curiosidades


¿Qué es lo que grabó un móvil en su increíble viaje al espacio?

Hoy en día basta con un simple globo de helio para conseguir viajar al espacio. O al menos, para hacer que un teléfono móvil lo haga y grabe unas espectaculares imágenes desde la atmósfera terretre. Así lo ha demostrado Andrew Castley, un profesor de Ciencias de la 'Academia Giles' de Lincolnshire (Reino Unido), a quien se le ocurrió la idea de intentar enviar un teléfono móvil al espacio unido a un ordenador de abordo y un pequeño GPS. Para ello contó con la ayuda del mencionado globo de helio, por lo que durante dos años preparó todos los elementos con la ayuda de sus estudiantes.

Espacio visto desde un móvil


Al principio el experimento no comenzó de la mejor manera, pues el globo se enganchó en un árbol nada más despegar. Pero una vez recuperado el lanzamiento volvió a efectuarse y ya nada impidió que los objetos ascendieran rápidamente al cielo mientras la cámara del móvil grababa todo lo que ocurría. Al final el globo alcanzó una altura de 29 kilómetros, por lo que recogió espectaculares imágenes del horizonte terrestre que recuerdan al hito que logró en octubre de 2012 el austríaco Felix Baumgartner al lanzarse desde 39.068 metros de altura.

Sin embargo, en esta ocasión no se pudo igualar el registro del aventurero por la explosión del globo de helio a consecuencia de las temperaturas extremas de la atmósfera terrestre, aunque un pequeño paracaídas permitió que el teléfono no se rompiera al regresar al suelo. Así, el mismo apareció a unos 40 kilómetros desde el punto en el que había sido lanzado, de forma que Castley y su alumnos pudieron disfrutar con las imágenes recogidas por el celular.