Curiosidades


¿Se puede estar un año sin comer nada?

La sola idea de pasar dos o tres días sin comer resulta bastante complicada. Sin embargo, la historia ha dejado el caso de un hombre que fue capaz de estar más de un año sin llevarse ningún alimento a la boca. Así lo destaca una entrada del blog 'República Insólita', el cual ha rescatado la historia de A.B., un joven escocés de 27 años que en 1973 se sometió a un tratamiento muy agresivo para perder más de 120 kilos de los 207 que le marcaba la báscula en un momento. Como ya hemos comentado, el mismo consistió en seguir una dieta totalmente ausente de alimentos y basada únicamente en aportes de sodio y potasio para mantener saludable al paciente.

Este experimento fue llevado a cabo por el Departamento de Medicina de la Universidad de Dundee y se prolongó durante 382 días en los que A.B. perdió peso hasta quedarse en los 82 kilogramos buscados en un principio. Como es lógico el hombre fue supervisado en todo momento por los doctores a través de chequeos y análisis, sin que tuviera grandes complicaciones. Lo más llamativo de todo quizás fue que nuestro protagonista dejó de acudir al baño para defecar a diario, por lo que durante este año únicamente tuvo necesidad de hacerlo una vez cada mes y medio, más o menos. De esta manera este caso pudo entrar en el Récord Guinness por tratarse del ayuno más prolongado de la historia.

Hombre obeso comiendo