Curiosidades


¿Se puede predecir cómo se deteriorarán los tatuajes?

Los tatuajes son un fenómeno muy habitual en nuestros días, especialmente en la gente joven. Durante la juventud es común que algunas personas decidan grabarse determinadas partes de su cuerpo, aunque con el paso de los años la evolución de estos dibujos normalmente acaba afeando el resultado final. Y es que los tatuajes se degradan al igual que lo hace la piel, por lo que su estado de conservación futuro dependerá de factores como el tamaño del dibujo, el detalle que este tenga, dónde esté ubicado y a cuánta exposición solar se someta la zona concreta de la piel donde se localiza.

Cuerpo tatuado


De ahí que el profesor británico Ian Eames haya querido elaborar un modelo matemático para anticipar el movimiento de las partículas de tinta durante los 20 años posteriores a su grabado sobre la piel. Normalmente las mismas están compuestas de elementos pesados como el mercurio, plomo, níquel, zinc, hierro o cadmio. Al ser introducida por la aguja perforando la dermis, las defensar del organismo intentan eliminarla, pero las moléculas colorantes permanecen y se quedan situadas dentro del tejido.

Un mes después la unión entre las capas de la piel se renueva y el dibujo queda marcado para siempre. El problema es que el paso de los años provoca que las células que tienen las párticulas de tinta mueran o envejezcan, de forma que las mismas se ven alteradas en base al modelo matemático creado por Eames. Así, el mismo asegura que para evitar una gran degeneración lo recomendable es hacerse tatuajes grandes y de líneas gruesas (no muy detallados), puesto que estos permanecen mejor.