Deporte


¿Cómo fue... el gran salto de longitud de Mike Powell?

El 31 de agosto de 1991 Mike Powell y Carl Lewis se encontraban inmersos en una encarnizada lucha para lograr el título mundial de salto de longitud en los Mundiales de Atletismo de Tokio. Tras comenzar Mike con un impresionante salto de 8,83 metros, Lewis le respondió con el récord del mundo de entonces, 8,91 metros (aunque realizado con viento a favor).

 

El reto era sumamente difícil, pero Powell dio 23 zancadas y se impulsó 6 centímetros antes de la tabla para lograr un salto estratosférico de 8,95 metros. El título mundial era para él y de paso, el récord planetario. Hoy en día, 22 años después de ese hito, ningún ser humano ha conseguido igualarlo o superarlo. Es una de las grandes marcas del atletismo mundial y uno de los grandes retos para los saltadores del s.XXI: superar esos 8,95 que Mike Powell logró en Tokio.