Deporte


¿En qué consistió la catástrofe área de Múnich del año 58?

Pregunta formulada por: Agustín Sampedro Bustillo (Cádiz)


La catástrofe área de Múnich de 1958 constituye por sí sola una de las páginas negras de la historia del fútbol europeo. El 6 de febrero de ese año un avión AS-57 trasladaba a la expedición del equipo del Manchester United de vuelta a casa tras ganar un partido de Copa de Europa en Belgrado ante el Estrella Roja. El aparato tuvo que hacer una parada técnica en el aeropuerto de Múnich (Alemania) para repostar combustible, pero una tormenta de nieve impidió que el avión despegara tras dos intentos. Fue en el tercero cuando el vehículo se salió de pista, chocó contra una casa cercana y se partió en dos. Murieron 38 pasajeros y seis tripulantes, la mayoría de ellos situados en la cola del aeroplano.


Fallecieron un total de ocho jugadores del prometedor Manchester United: Geoff Bent, Eddie Colman, Mark Jones, David Pegg, Tommy Taylor, Liam Whelan y el capitán Roger Byrne; además de Duncan Edwards tras varios días de agonía. También murió el secretario del club, Walter Crickmer y los técnicos Bert Whalley y Tom Curry. El entrenador Matt Busby logró sobrevivir, pero estuvo hospitalizado varias semanas en Alemania.


Entre los supervivientes estaban dos jugadores que serían años después leyendas del fútbol británico: Bobby Charlton y Bill Foulkes. La investigación concluyó que el lodo presente en la pista fue el culpable de la tragedia. Hoy en día, en honor de los fallecidos hay un monumento en el estadio de Old Trafford. Y es que el accidente acabó de forma abrupta con los sueños de los 'Busby Babes', un equipo que estaba llamado a pelear con el mejor Real Madrid de la historia por la hegemonía europea.