Deporte


¿Por qué el Ali-Foreman de 1974 fue el llamado 'combate del siglo'?

El 30 de octubre de 1974 se enfrentaron en Kinshasa (Zaire, actual Congo) los dos mejores boxeadores del momento, Muhammad Ali (Cassius Clay) y George Foreman. En juego estaba el título mundial de los pesados, el cual había conquistado recientemente Foreman al ganar por sorpresa a Joe Frazier, el otro gran boxeador de la época. El combate se celebró en África por la dificultad que encontró su promotor, Don King, para celebrarlo en los EE.UU. Además, este escenario tenía un simbolismo relacionado con la raza negra, pues en aquella época Ali era un firme defensor de la igualdad social en su país.

 

Al combate acudieron 60.000 personas enfervorizadas que se decantaron desde el principio en favor de Ali al grito de 'Ali bomaye' ("Ali mátale"). Lo que vino después fue una pelea encarnizada donde Foreman comprobó la extraordinaria capacidad de su rival para encajar los golpes y contraatacarle. Al final, Ali le tumbó en el octavo asalto y acabó con su imbatibilidad tras 40 victorias consecutivas. Para muchos fue el mejor combate de la historia, de forma que con el tiempo acabó inspirando a filmes como 'Cuando éramos reyes' (1996) o 'Ali' (2001).