Deporte


¿Qué es la 'zona de la muerte' del Everest?

¿Qué es la 'zona de la muerte' del Everest?

El Everest es conocido por ser, merced a sus 8.848 metros, la montaña más alta que existe sobre el nivel del mar. Por ello, los alpinistas la tienen su ascensión como uno de los mayores retos que existen. Y es que a partir de los 8.000 metros está la llamada 'zona de la muerte', un lugar inhóspito donde el esfuerzo se multiplica: se calcula que cada escalador debe respirar 15 veces para dar cada paso y el cuerpo consume hasta 15.000 calorías en este último día de ascensión (10 veces más de lo normal).

 

No en vano, a esa altura el aire contiene un 30% menos de oxígeno de lo normal y las temperaturas pueden oscilar entre los -36ºC y los -60ºC. Todo ello provoca que el alpinista se encuentre en una situación extrema que le puede llevar a la muerte por hipoxia (falta de oxígeno), edemas cerebrales y pulmonares, ataques cardíacos, congelaciones, desvanecimientos y caídas por cansancio y falta de coordinación. Así, se recomienda realizar el ascenso de los últimos 950 metros en un límite de 10 o 12 horas, pues tardar más conllevaría un grave riesgo para la vida del escalador. Desde el primer ascenso al Everest en 1953, se calcula que han perecido más de 200 personas intentando coronar la montaña.