Historia


¿Condenó a científicos la Santa Inquisición?

La Iglesia católica, representada en los tribunales inquisitoriales, se encargó de perseguir, castigar, torturar y condenar a pena de muerte a todo aquel que considerara hereje. Bajo estos postulados, muchas de sus víctimas fueron hombres de ciencia, como estos cuatro:

 

revista clima

Giordano Bruno (1548-1600) fue un fraile dominico italiano, filósofo, matemático y astrónomo. Presentó sus teorías en cosmología acerca del modelo de Copérnico, la concepción del Sol como una estrella y la existencia de infinitas cantidades de otros planetas en el Universo, donde habitaban seres inteligentes. Sus afirmaciones en teología y filosofía, así como sus obras poéticas, le valieron la condena a muerte por parte de las autoridades de Roma y la Inquisición, que dictaminaron enviarlo a la hoguera por herejía.

 

 

revista clima

Giulio Cesare Vanini (1585-1619) fue un intelectual y librepensador del Renacimiento italiano. Realizó estudios de Física, Medicina y Astronomía, además de Teología y Filosofía en Roma. Entre otras teorías, Giulio había planteado la idea de que los hombres eran descendientes de los monos y que la inmortalidad del alma era algo poco plausible, creencia que lo hizo dirigirse directo a las llamas de las hogueras de la Inquisición en Toulouse, en 1619.

 

revista clima

Pietro d’Abano (c.1250-1318), conocido como Petrus de Apono o Aponensis, fue médico y astrónomo; su formación y profundo interés en la Medicina y Filosofía de Medio Oriente lo animaron a difundir los ideales que luego le valieron acusaciones por parte de la Iglesia: herejía y nigromancia. Aponensis fue enviado a prisión, donde falleció años más tarde. Los inquisidores de Pietro d’Abano no pudieron dar con sus restos para quemarlos: sus leales amigos le habían dado sepultura secreta.

 

revista clima

García de Orta (1501-1568) fue un médico y explorador renacentista de origen judío portugués. Se doctoró en Medicina en la Universidad de Lisboa y viajó a la India. Allí fue perseguido por las fuerzas inquisitoriales portuguesas, debido a su ascendencia judía y a sus creencias filosóficas y religiosas.