Historia


¿De qué murió el Rey Ricardo III de Inglaterra?

Más de cinco siglos después de su muerte la Ciencia ha conseguido desentrañar uno de los misterios de la historia inglesa. Según un estudio elaborado por Universidad de Leicester el rey de Inglaterra Ricardo III (1452-1485) murió en el s.XV a consecuencia de las heridas que le infligieron sus enemigos durante la batalla de Bosworth Field, en las cercanías de Leicester. Al parecer lo restos óseos del monarca muestran hasta once heridas diferentes por diversas armas de la época, nueve de ellas en la cabeza. Además, el cuerpo evidencia una herida grave en la zona de la pelvis, la cual se habría producido con Ricardo ya fallecido, quizás para denigrar su cadáver. 

Restos óseos de Ricardo III 

"Las heridas que presenta demuestran que sufrió el ataque de varios asaltantes, con armas propias del período medieval tardío" asegura Sarah Hainsworth, coautora de la investigación. Además, el rey no presenta heridas defensivas en los brazos, por lo que pudo llevar una armadura que le protegía de las ofensivas de sus enemmigos. "Las heridas que probablemente le causaron la muerte fueron dos en la parte inferior del cráneo. Un gran traumatismo producido por un arma afilada, probablemente una espada o una alabarda, y otra herida penetrante, causada por la punta de otra arma" señala por su parte el investigador Guy Rutty.

De esta forma la tecnología ha permitido descubrir uno de los grandes misterios de la historia británica, por lo que los restos de Ricardo III podrán recibir sepultura en marzo de 2015 en la catedral de Leicester tras haber sido encontrados en 2012 durante unas obras en un aparcamiento municipal de la citada ciudad.