Historia


¿Es cierto que hay pruebas de ADN sobre Jack el Destripador?

Pregunta formulada por: Iván Llano Cantón (Cádiz)


Casi 130 años después de la ejecución de los cinco brutales crímenes que dieron origen a la leyenda de 'Jack El Destripador' el escritor Rusell Edwards asegura haber dado con la primera y única prueba de ADN existente del misterioso asesino en serie. Todo comenzó en 2007, cuando logró hacerse con un chal que había pertenecido a Catherine Eddowes, la segunda prostituta asesinada en el distrito de Whitechapel por el famoso criminal. Con el objeto en poder, Edwards contactó con el doctor de Liverpool Jari Louhelainen, quien analizó la prenda y logró extraer ADN de dos personas de la misma gracias a que no había sido lavada en todo ese tiempo. 

 Jack El Destripador


Tras ello, consiguió contactar con descendientes de las seis personas que en su momento fueron sospechas de ser el asesino, por lo que pudo comparar los restos de ADN obtenidos con los de sus familiares. Y para su asombro logró dar con un candidato principal, el judío de origen polaco Aaron Kosminski. Este hombre tenía graves problemas mentales y había emigrado a Inglaterra en el año 1881. En el momento de los sucesos, en 1888, era un peluquero de 23 años que según el informe médico era "un probable esquizofrénico paranoico con alucinaciones auditivas y propenso a la masturbación". Sin embargo, la policía no logró encontrar las pruebas necesarias para inculparle, por lo que Kosminski acabó siendo ingresado en una clínica psiquiátrica en la que murió en 1919 por gangrena en una pierna.

"La primera muestra de ADN presentó una coincidencia del 99,2% y la segunda arrojó un 100% de coincidencia. Fui capaz incluso de identificar la etnia y procedencia del ADN extraído, perteneciente al haplogrupo T1a1, común en personas de etnia rusa y judía. Ahora me siento orgulloso de decir, sin ningún género de duda, que Aaron Kosminski es la identidad de Jack el Destripador" ha asegurado Edwards tras una dura investigación de más de 14 años. Por eso ahora este "detective de salón" ha querido hacer públicas sus pesquisas, las cuales desarrolla de manera detallada en su libro recién publicado "Naming Jack the Ripper" ('Identificando a Jack El Destripador').