Historia


¿Hasta dónde llegaba el voraz apetito sexual de Catalina 'La Grande'?

¿Hasta dónde llegaba el voraz apetito sexual de Catalina 'La Grande'?

Catalina II de Rusia (1729-1796) es conocida por haber sido una de las mayores ninfómanas de la historia. Se casó con el Zar Pedro de Holstein-Gottorp en el año 1745, pero a partir de entonces disfrutó de un buen número de amantes. Entre ellos Grigori Potiomkin o Aleksandr Dmitriev-Mamónov, hombres jóvenes que ocupaban altos cargos y que, tras estar con ella, eran premiados con tierras y siervos por sus 'servicios'

 

Se cuenta que requería los favores de sus amantes hasta seis veces por día e incluso contaba con una media de 21 hombres a su disposición de forma fija, siendo 80 el número total de jóvenes que podían pasar en un año por su alcoba. Siendo ya viuda salió de la corte para dar a luz a un hijo ilegítimo, Aleksei Bobrinskói, engendrado por Grigori Orlov. Y su último amante fue el príncipe Zúbov, el cuál tenía 40 años menos que ella. Tal fue su pasión por el sexo que se ha llegado a asegurar que murió mientras lo practicaba con un caballo, aunque se trata más de un rumor que de un hecho contrastado por los historiadores.