Mundo


¿Cuál es la playa artificial más grande del mundo?

Los habitantes de la isla japonesa de Kyushu pueden elegir dónde bañarse. Y es que además de contar con playas naturales también presumen de contar con la playa artificial más grande del mundo, la llamada 'Seagaia Ocean Dome'. Fue inaugurada en el año 1993 y cuenta con 14.000 toneladas de agua y 600 toneladas de arena, por lo que recrea una orilla de unas dimensiones de 300 metros de largo por 100 de ancho. En total puede albergar hasta 10.000 personas  y dispone de una zona especialmente pensada para los niños. Aunque eso sí, en este caso la playa cuenta con algunas ventajas respecto a las reales, ya que la instalación está diseñada para mantener una temperatura constante de 28ºC y la arena está elaborada a base de polvo de mármol, por lo que no se pega al cuerpo como la de verdad.

A ello se suma un sistema que genera olas de hasta 2,5 metros de altura que hacen las delicias de todos los surferos que se animan a practicar su deporte favorito en sus aguas. Todo está acompañado de una espectacular decoración con rocas, palmeras y toboganes para los clientes; así como por varios restaurantes y centros comerciales. Aunque lo más curioso es su pequeño volcán artifical que entra en erupción cada 60 minutos. Por eso no sorprendente que su principal desventaja sea su elevado precio, ya que la entrada cuesta unos 50 dólares (unos 37,5 euros). Esto hace que no sean pocos los que prefieran bañarse en las aguas naturales de la playa situada a unos 300 metros, si bien cada año la 'Seagaia Ocean Dome' recibe a centenares de miles de curiosos dispuestos a pagar por probar la experiencia de bañarse en estas aguas tan peculiares.