Mundo


¿Existen realmente los perros verdes?

"Es más raro que un perro verde". Esta es una frase coloquial que se suele utilizar para expresar algo infrecuente o poco habitual, pues los perros pueden ser de muchos colores, pero no verdes. Al menos durante toda su vida, pues en ocasiones se da algún sorprendente caso de un can que nace con el pelaje de esta tonalidad. Uno de los últimos en tener lugar ocurrió en Valladolid, donde en una camada de perros recién nacidos aparecieron dos crías verdes. Una de ellas falleció al poco de nacer, pero otra sobrevivió, por lo que su imagen se convirtió en una noticia que recorrió el mundo.

La explicación científica a este hecho es que los animales sufrieron un proceso de intoxicación vírica o bacteriana durante los meses de gestación, por lo que estuvieron expuestos a un pigmento llamado biliverdina. Además, esto les debilitó y provocó que nacieran con menor tamaño del habitual. Sin embargo, una vez que el cachorro ha sobrevivido a los primeros días se espera que poco a poco vaya recuperando su color habitual hasta ser prácticamente idéntico al que lucen sus hermanos de camada.