Mundo


¿Hay algún animal capaz de andar sobre el agua?

Sí. El basilisco, una especie de lagarto parecido a las iguanas que vive entre México y el norte de Sudamérica, posee en sus patas traseras unos lóbulos dérmicos que normalmente permanecen enrollados, pero cuando el animal se siente en peligro los despliega, lo que le permite salir corriendo sobre el agua, ya que aumenta la superficie de apoyo. De ahí su apodo 'Lagarto de Jesucristo'.

 

No obstante, el efecto dura apenas tres segundos, suficientes para alejarse unos 4,5 metros. A partir de ahí la pérdida de velocidad le hace hundirse y tiene que recurrir al nado, como cualquier otro reptil. Por otra parte, algunos insectos, como el zapatero, son capaces de mantenerse a flote debido a que su minúsculo peso es insuficiente para superar la fuerza que genera la tensión superficial del agua.