Mundo


¿Se puede ir de crucero... en lo alto de un acantilado?

Normalmente los cruceros se entienden como viajes vacacionales o de placer a bordo de grandes barcos o buques por mares y oceános. Sin embargo, el crucero 'Sun Cruise Resort and Yacht' de Jeongdongjin (Corea del Sur) ha querido dar una vuelta a este concepto con una propuesta de lo más original. Este servicio proporciona una estancia en el hotel de un crucero que se ha instalado en lo alto de un acantilado, por lo que no hace necesario el requisito de viajar sobre el oleaje. Aunque, eso sí, para los que añoren el ruido de las olas cuenta con un servicio de audio que reproduce el sonido que producen estas al chocar contra el casco, por lo que la 'inmersión' es casi real.

Así, sus visitantes pueden disfrutar de las bondades de sus dos restaurantes (uno de comida continental y otro de comida coreana), de una piscina de agua salada, una discoteca, una pista de golf y una sala de bodas. Y por si este entretenimiento fuera poco, el barco también cuenta con un parque temático en sus proximidades. En total dispone de 211 habitaciones, con unas medidas de165 metros de longitud por 45 metros de altura y un perso de 30.000 toneladas. Todo ello le ha convertido en una de las grandes atracciones turísticas del país asiático, por lo que ya es una de las experiencias más demandadas en la zona.